7 Errores en tu plan de entrenamiento físico que debes evitar

Algunos pecan por un plan de entrenamiento con exceso de ejercicio, otros por no tener una dieta balanceada, hay quienes se equivocan evadiendo o abusando del pre-calentamiento muscular o enfocándose sólo en una parte del cuerpo, pero todos tienen algo en común: están cometiendo errores que nos los dejan progresar en su meta: ‘Ser Fitness’.

Se ha vuelto común la práctica de un entrenamiento para quemar grasa, el estilo de vida saludable y la gran asistencia a los gimnasios, ¡Buenísimo!. Hoy día la lucha contra el sedentarismo, se promueve en todos lados, tanto en programas deportivos o actividades aeróbicas en parques y diversos sitios públicos. ¿La razón? La mayoría de las personas se quieren sentir sanas física y mentalmente. Verse esbeltos, tener un cuerpo atractivo y retarse con el ejercicio… Yo me incluyo 😉

Pero, hay muchos que declinan en su iniciativa deportiva al poco tiempo de empezar. Esto en la mayoría de los casos, es por comerter algunos fallos en el plan de entrenamiento; que, por desconocimiento o malos consejos, llevan a cabo pensando que así van a mejorar y acelerar los resultados, pero sucede todo lo contrario.

Si evitas los errores que explicaremos a continuación al hacer tu rutina de entrenamiento, tú cuerpo rendirá mejor y llegarás a la meta fitness que te has establecido. ¡Vamos que si puedes!

 

 7 errores que debes evitar durante tu plan de entrenamiento.

 1 Sobrecargar los músculos

Puede que estés ansiosa porque quieres mejorar alguna parte de tu cuerpo, bien sea los brazos, piernas, etc. Sin embargo, esto no quiere decir que debas trabajar la misma zona todos los días y abusar de su resistencia. Ejercitar los mismos músculos todos los días no te ayudará a conseguir lo resultados que deseas. Lo aconsejable es dejar descansar los músculos que se trabajan por lo menos 48 horas, para que se recuperen y estén al 100% para continuar recibiendo el impacto del plan de entrenamiento que te has establecido. De esta manera el músculo crecerá y se irá fortaleciendo.

2 Abusar del entrenamiento cardiovascular

Muchas personas piensan que mientras más cardio hagan más calorías queman, pero esto no es así, si sobrecargas al cuerpo con actividad cardiovascular lo que conseguirás es perder masa muscular. Lo que es igual a perder todo el esfuerzo que has venido haciendo para fortalecer tus músculos. Es preferible combinar equitativamente la rutina con un plan de entrenamiento cruzado para tonificar, lo que hará que tu rutina de ejercicios sea más eficiente.

3 No incluir peso en tu entrenamiento

Normalmente son las mujeres las que caen en este error. Muchas piensan que por el hecho de trabajar con pesas se le desarrollarán músculos como los hombres, no obstante, esto es totalmente falso; pues la anatomía de las mujeres es distinta a la del hombre y para poder tener músculos grandes como ellos se debe recurrir a factores externos como los famosos esteroides. Así que no tengas miedo a usar peso en tu rutina de ejercicios fitness, esto ayudará a que te veas más definida y tonificada.

4 No aumentar la intensidad al plan de entrenamiento  

El cuerpo se adapta rápidamente a las rutinas que es sometido, mucho más rápido de lo que crees. Esto es uno de los errores que más se comete. Es normal que una persona que repita la misma rutina de entrenamiento semanal todas las semanas y con la misma intensidad no vea resultados constantes. Es decir, se quedan estancados.

Si lo que buscas es mantener el cuerpo en constante evolución, ya sea para ganar masa muscular o perder peso entonces deber cambiar tu rutina de entrenamiento semanal y sobretodo ir aumentado la intensidad de los ejercicios. Rétate a dar más cada día.

5 No establecer metas

entrenamiento para correr

Hacer ejercicios sin establecer una o varias metas lo que hará es que pierdas tiempo y la eficacia en el plan, además de sentir frustración por no lograr resultados que deseas. También es fundamental trazarse metas reales, saber qué se puede hacer y qué no, esto te ayudará a ir mejorandote en tu rutina fitness.

Puedes empezar con plan de entrenamiento en casa, es algo bien realista si estamos comenzando.

Asimismo, si te entrenas en casa o en gimnasio, es importante que tengas una asesoría de un experto, porque no todos los cuerpos son iguales, y las necesidades físicas son distintas. Entonces, el plan de entrenamiento y la meta serán en base a lo que tu cuerpo y mente necesite.

6 Técnicas incorrectas

Para evitar cualquier lesión o desgarre muscular, debes estar al tanto de cómo se debe hacer cada ejercicio que llevarás a cabo. Sobre todo hoy en día, que hay millones de “Mujeres Fitness” en Instagrams por ejemplo, que nos quieren enseñar sus rutinas. (!) No es hacer cualquier ejercicio a la deriva, pues te puedes ocasionar grandes dolencias, hasta tener que dejar el ejercicio por un buen tiempo.  Lo correcto es que conozcas muy bien los circuitos de entrenamiento que realizarás, tanto para qué sirven como la manera correcta de realizarlo; una vez más, la asesoría de un experto es fundamental si no estás segura que técnicas implementar en tu entrenamiento.

7 Descuidar la alimentación

Una alimentación saludable es vital en nuestra vida porque contribuye a desarrollarnos y mantenernos sanos, siempre y cuando lo hagamos de manera adecuada. Si se eliminan alimentos esenciales en nuestra dieta diaria, puede ser perjudicial para la salud, pues el cuerpo hace un gran esfuerzo al hacer ejercicio y necesita mucha energía, y esa la dan en su mayoría los alimentos. Por otra parte, si el caso es contrario, en vez de eliminar te excedes en la comida, probablemente no veas resultados en el entrenamiento.

Es aconsejable que la dieta se ajuste a la meta que se quiere alcanzar, por ejemplo, si se desea ganar masa muscular lo mejor será una mayor ingesta de proteínas. Es importante consultar con un especialista, para que te oriente tanto en la alimentación cómo en el programa de entrenamiento físico que puedes hacer.

Llevar un estilo de vida saludable no sólo es tener disciplina y dedicación, para poder alcanzar los objetivos que se desean, es importante que deseches malos hábitos que son perjudiciales para la salud e impiden ver resultados a pesar del gran esfuerzo físico y mental, nos referimos a costumbres como: fumar, consumir alcohol en exceso, mala alimentación, o dormir muy poco.

No se puede mejorar sin haber reconocido y analizado los errores que se han cometido. Es la única manera de no seguir repitiéndolos.