7 Signos de que el “dolor de barriga” en tu hijo podría ser algo serio

No subestimes el dolor de estómago en tu hijo, podría indicar algo grave en su organismo

¡Mamá, me duele el estómago! Es una de las frases infantiles más comunes. Algunos padres no saben qué hacer, el miedo a subestimar un problema grave o, por el contrario, el miedo de dar demasiada importancia a un dolor reciente, dando lugar a la preocupación sobre su hijo. También, debes ser consciente que el dolor abdominal en los niños es uno de los trastornos que experimentan con más frecuencia.

Identificar la causa del dolor de estómago de tu niño puede ser difícil, incluso si ya habla y te indica donde le duele. Una de las claves es enfocarse en el área dónde le duele, e identificar otros síntomas que puede o no tener.

 

Si tu hijo se queja de dolor de estómago cuando es hora de ir a la guardería o al preescolar, la causa podría se estrés o ansiedad, es normal.

La Dra. Claire McCarthy, MD pediatra del Hospital de niños de Boston, dice que la mayoría de las veces, el dolor de estómago no es causado ni conlleva a consecuencia delicadas. Pero, en ocasiones, durante un dolor de estómago hay unos síntomas que son señales de algo grave, saber identificarlas será fundamental para la salud de tu hijo.

Es muy importante estar alerta si tu hijo (a) presenta algunos de los siguientes síntomas durante un dolor abdominal, pues podrían ser indicativo que algo no está bien en el organismo, lo que requerirá atención médica inmediata.

1 – No se distrae con nada:

Cuando un  dolor de estómago es leve, o esta simulando un dolor para no asistir a alguna actividad, por lo general se distraen fácilmente, hasta el punto que cambia su semblante de malestar a un estado tranquilo. Pero cuando tu hijo se queja por largo rato, y por más que intentes distraerlo, no importan si le das algo que le guste mucho, y no se calma, lo aconsejable es que acudas al médico cuanto antes.

2 – Sus heces tienen sangre:

Las heces color marrón oscuro o que tienen sangre, es un indicativo que sucede algo fuera de lo normal en el intestino, algo común en estos casos es la inflamación de las hemorroides a causas de estreñimiento, con remedios caseros como baños de asiento y medicamentos recetados por el médico se pueden curar rápidamente. Pero cuando la sangre en las heces sucede cuando hay dolor de barriga, es una señal alarmante.  Esto podría ser una infección grave o inflamación en los órganos. Acudir al médico lo más rápido posible es lo mejor que puedes hacer, sin estar automedicándolo.

3 – Vomito con sangre:

Por lo general, cuando un niño vomita sangre es por vomitar mucho debido a una indigestión o bien sea que la encía este dando paso a los dientes. Sin embargo, cuando un niño tiene dolor de estómago y vomita sangre, al igual que el síntoma anterior, necesitará ser examinado inmediatamente por un doctor. Al igual cuando el dolor de estómago viene acompañado de vomito verde, pues esto señala que hay un bloqueo en el intestino.

4 – Si hay rosetas rojas en la piel, semblante pálido e hinchazón en el rostro:

Algunas veces, sobre todo durante los primeros años de vida, no sabes qué tipo de alimentos o medicamentos causan reacción en los niños. Si tu hijo tiene dolor de estómago y tiene este síntoma, debes prestar especial atención, pues se puede tratar de anafilaxia, la cual es un efecto secundario que  consiste en una reacción inmunitaria severa, generalizada, de rápida instalación y potencialmente fatal ante el contacto del organismo con una sustancia que provoca alergia; esta compromete particularmente al sistema respiratorio y el cardiovascular. El niño o niña debe recibir atención médica lo más rápido posible, y si tienes un antialérgico como epinefrina, adminístraselo mientras lo ve el médico.

5 – Dolor en la parte inferior derecha:

Si el niño (a) dice que le duele el ombligo o la boca del estómago, y a los pocos minutos te indica que el dolor está en la parte inferior derecha, llévalo a un centro de salud rápidamente, podría tratarse de una apéndice. De no ser chequeado en un periodo de tiempo corto por un especialista, podría convertirse en una peritonitis (ya cuando la apéndice explota, lo que contaminaría todo los órganos).

6 – Si cuando tiene el dolor de estómago también le duele al orinar:

Esto puede ser síntomas de una infección urinaria.

7 – A pesar del dolor tiene mucho sueño o tienen fiebre alta:

Si se queja de dolor de barriga pero parece un sonámbulo, es signo de que podría tener la presión arterial baja o la hemoglobina por debajo de los niveles normales. Además, la fiebre alta, también hay que tenerle especial atención, indica que hay alguna infección en su organismo.

De no tener algunos de estos síntomas, pero igual el dolor es persistente, lo aconsejable es llevar a tu hijo al médico, puede que algún alimento le este cayendo mal (como la lactosa) o algo le preocupe (los niños también se estresan). Además, tanto para proteger el estómago como la salud en general, es fundamental, que los niños desde pequeños se acostumbren a beber suficiente liquido, sobre todo agua. Tener una dieta balanceada y tener un consumo de azúcar moderado para tener una mejor calidad de vida.

Referencia, Harvard Health Publications

Cargando...