Aborto inducido, causas y consecuencias

 Es un tema que genera mucha controversia, ya que involucra factores religiosos, morales, éticos y legales. Cada país tiene su propia legislación al respecto, en algunos es legal en otros sólo bajo ciertas circunstancias (en caso de violación, malformaciones genéticas, enfermedad, entre otros).

¿Qué es el aborto inducido?

Este tipo de aborto es la interrupción de un embarazo ocasionada intencionalmente, ya sea por medicamentos o intervención quirúrgica. Generalmente aquellas mujeres que se practican un aborto inducido suelen sufrir como consecuencia trastornos psicológicos.

El tema del aborto inducido aunque sigue generando controversia ha dejado de ser un tabú. No es algo que se haya comenzado a practicar en la actualidad, pero si ha incrementado con el tiempo y las legalizaciones alrededor del mundo.

 

Este tema suscita diversas opiniones hay quienes están de acuerdo, otros lo rechazan, y por último, unos optan por una posición intermedia. Sea cuál sea tu opinión debes tener toda la información necesaria para generar un juicio.

No obstante, es fundamental que cada día se hagan campañas para concienciar la sociedad de lo que implica un aborto y las consecuencias que genera. Muchos jóvenes por vivir una juventud en éxtasis no tienen un vida sexual responsable, aunque pareciera que cada día el mundo se actualiza más, haciendo la vida más fácil, hasta en el sexo, hoy día hay una cantidad enorme de métodos anticonceptivos y preservativos, parece que en la actualidad en vez de estar más prevenidos están más despreocupados, sin pensar en las fuertes consecuencias que pueden acarrear.

Te puede interesar, Si olvidaste tomar tu pastilla anticonceptiva, esto es lo que debes hacer

Sin embargo, el aborto inducido no sólo es consecuencia de una vida sexual irresponsable, también como anteriormente se mencionó hay ciertas ocasiones que conllevan a este tipo de práctica, como violaciones, enfermedades en el feto, o malformaciones, problemas de salud en la mamá…

Causas que generan un aborto inducido

Situación económica: Los problemas económicos son una causa muy común por las que las mujeres o las parejas deciden abortar, dado que no tienen los recursos necesarios para mantener a un bebe.

-Ser joven y/o soltera: A veces las mujeres tienen miedo de ser rechazadas por la familia o la sociedad. También en ocasiones porque un embarazo en estas condiciones limita ciertas metas personales y profesionales.

-Ser juzgadas por la sociedad: Algunas se aterran por el “qué dirán” y por temor a ser señaladas por la sociedad prefieren incurrir a un aborto inducido.

-Coacción o violencia sexual: Luego de una violación o incesto, si se produce un embarazo, es probable que la mujer quiera abortar.

-Relaciones inestables o abandono: Cuando la mujer no se siente apoya emocionalmente y económicamente por su pareja.

– Salud física y mental de la madre: Cuando la madre del feto tiene algún problema físico que implicaría que su vida corra riesgo o no se siente psicológicamente preparada para tener un hijo.

-Malformaciones del feto: En ocasiones, las mujeres no soportan que su hijo venga al mundo con alguna malformación (algunas por vergüenza, miedo a que sufra o no saber cómo cuidarlo) incurren al aborto inducido.

Tipos de aborto inducido:

Aborto químico: Este método se aplica en las primeras semanas de embarazo. Consiste en la mezcla de unas pastillas, en algunos países la venden con receta médica, bien sea que la interrupción del embarazo se haga en casa o algún centro médico, sin embargo, la mujer debe acudir posteriormente al médico para ser revisada.

Aborto quirúrgico: Se requiere que la madre sea sedada o anestesiada, a pesar de que este procedimiento es ambulatorio, el proceso puede ser doloroso. Este proceso debe ser antes de las 12 semanas de gestación. Se introduce en el útero un tubo hueco que tiene un borde afilado (mucho más fuerte que una aspiradora casera) que va desmembrando al feto, que se está desarrollando, así como la placenta y todos los residuos.

La persona que realiza el aborto, luego introduce una pinza con punta ovalada que extirpa el cráneo del feto, ya que este no puede salir con la aspiradora.

Otros métodos con medicamentos son:

-Envenenamiento salino: Este se aplica en los embarazos más avanzados, aproximadamente después de las 16 semanas. Consiste en inyectar por el abdomen de la madre un agua que contiene una sustancia salada, rápidamente va quemando la piel del bebe hasta consumirlo completamente.

-Inyección en la vena: Consiste en provocar un parto prematuro, utilizando pitocin. Este método es muy riesgo porque en ocasiones el feto sale vivo produciendo un fuerte choque emocional y psicológico a la mujer.

Abortos inseguros

Los abortos que se realizan en condiciones sanitarias inaceptables o como bien se conocen “lugares clandestinos” suelen tener graves problemas para la salud, como: hemorragias, infecciones, infertilidad a largo plazo, daños en el útero, y en caso extremos hasta la muerte.

Más allá de las consideraciones éticas, filosóficas, morales o religiosas, es fundamental que cada país legisle y controle los abortos clandestinos que se realicen, ya que son la causa de muchísimas muertes en el mundo, particularmente las de las mujeres que viven en la pobreza, en los sectores más vulnerables de la población; que no pueden pagar un aborto (sea por la causa que sea) en condiciones que garanticen su vida.

Consecuencias de aborto inducido

Físicas:

  • Esterilidad
  • Abortos espontáneos (embarazos futuros)
  • Embarazos ectópicos
  • Hemorragia
  • Útero perforado
  • Shock
  • Coma
  • Nacimiento de niños muertos
  • Infecciones
  • Muerte

Trastornos emocionales

  • Llanto
  • Insomnio
  • Pérdida del apetito
  • Nerviosismo
  • Agresividad
  • Agotamiento
  • Depresión
  • Vómitos
  • Perdida de las ganas de trabajar

Efectos psicológicos

  • Culpabilidad
  • Impulsos suicidas
  • Hostilidad y rabia
  • Remordimiento
  • Perdida de interés en el sexo
  • Pesadillas
  • Esquizofrenia

 

Tratamiento post-aborto:

Además de las complicaciones físicas, las mujeres sufren trastornos emocionales, psicológicos y espirituales del llamado “síndrome pos-aborto”, que incluye todas las consecuencias nombradas anteriormente.

La Organización Mundial de la Salud comprobó que las mujeres que se practican un aborto inducido sea por la razón que sea, corren un riesgo elevado de sufrir problemas mentales.

Por ello, se aconseja que inmediatamente después de aplicar cualquier método de aborto inducido, la mujer empiece un tratamiento psicológico riguroso.

Es importante, que las personas conozcan los riesgos que puede acarrear un aborto, antes de tomar cualquier decisión es recomendable acudir a un especialista, y además es importante no dejarse guiar por comentarios de los demás. Y por sobre todas las cosas, tener una vida sexual responsable, y concienciar a la sociedad sobre esto “aunque parezca cliché” es vital para disminuir los casos de abortos inducidos (inseguros), se estima que cada año se practican alrededor de 20 millones de abortos en lugares clandestinos, siendo la causa primordial de las 600,000 muertes maternas cada año a nivel mundial.

Referencias, FaceMamaembarazo10