Aumentar la habilidad lectora en tu hijo, Beneficios y Estrategias

Leer es crecer: Increíbles beneficios de fomentar la habilidad lectora en los niños

Todos sabemos los grandes beneficios que aporta la lectura tanto para grandes y chicos. Pero en definitiva, fomentar la habilidad lectora en el niño cumple un rol fundamental en el desarrollo y crecimiento del ser humano. A continuación, te contaré por qué es importante crear hábitos lectores desde temprana edad, igualmente te tenemos una lista de algunos beneficios que ésto implica en los niños.

En pocas palabras, se puede decir que la literatura infantil es vital para el buen desenvolvimiento social, emocional y cognitivo del niño. Desde muy temprana edad los padres deben inculcar en el niño el hábito de la lectura. Este primer paso lo predispone a una formación crítica, responsable y donde forme parte activa de la sociedad.

La mejor forma de inculcar amor por la lectura a los niños es leerles en voz alta desde pequeñitos. Así viendo a sus padres contar cosas tan divertidas, los niños experimentan una pasión y curiosidad por lo que sale de los libros. Poco a poco se animarán a explorar lo que hay detrás de una portada de un libro, desearan aprender a leer para hacer lo mismo que sus padres, y poco a poco se irán convirtiendo en lectores independientes.

 
Beneficios que aportamos a los peques cuando fomentamos la lectura

La lectura tiene un sinfín de beneficios, sobre todo si desde temprana edad se crean hábitos. Entre las bondades que ofrece la lectura desde los 2 años de edad, podemos destacar:

Éxito escolar: El ejercicio que hacen los niños cuando entienden cómo funcionan las composiciones gramaticales es perfectamente adaptable al ejercicio que tengan que hacer cuando les toque aprender matemáticas o ciencias. Sin ser presumidos, llegan a su etapa escolar con una gran ventaja de aprendizaje.

Se afianza la relación familiar: Leer en familia mejora la relación padres e hijos. Así este hábito cotidiano se convierte en una actividad en común. Es importante que este momento de lectura se vea como un instante de aprender, diversión e imaginación y no como una obligación o castigo.

Mejora su habilidad comunicativa: A medida que los niños van aumentando su vocabulario a través de la lectura, adquieren mayor velocidad mental para relacionar conceptos y elaborar sus propios argumentos.

Aumenta su concentración y disciplina: El hecho de que estén leyendo durante 10, 15 o 30 minutos y sean capaces de estar quietos con la atención fija en una actividad hace que su nivel de concentración y disciplina aumente.

Fomenta la creatividad: La lectura potencia la formación estética y ayuda a desarrollar y descubrir la imaginación, sus emociones y sentimientos.  Facilita la recreación de la fantasía y el desarrollo de la creatividad.

Está demostrado que la lectura mejora la capacidad y progreso lingüístico de los niños. De hecho, cuanto antes se expone un niño a la lectura mejor serán sus habilidades.

Así lo comprobó un estudio realizado por el Doctor John D. Hutton, del Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati, ubicado en Ohio.

La investigación tenía la finalidad de conocer cómo era la actividad cerebral de un niño cuando se le leía en el hogar, y compararlo con alguno a quien no se le fomentaba la lectura en casa.

Para el estudio se busco una muestra de 19 niños, con edades comprendidas en 3 y 5 años. Luego, para conocer la estimulación cognitiva, Hutton utilizó resonancias en los niños mientras sus padres les leían un cuento. Además, indagó sobre el tiempo que estos les dedicaban a sus hijos para compartir e impulsar los hábitos lectores, asimismo, qué tanto acceso había a los libros en el hogar, y los métodos que aplicaban para enseñar a leer.

Algo increíble observó el Doctor John D. Hutton en las resonancias cuando los niños escuchaban la lectura. En las imágenes arrojadas se pudo constatar que la actividad sanguínea es mucho más rica de oxigeno en el cerebro durante la lectura. Además, se activaban considerablemente los lóbulos parietales, que son los encargados de darle significado al lenguaje.

Con esto, no cabe duda que incentivar la lectura en el hogar desde pequeñitos ayuda a aumentar el coeficiente intelectual de los niños, permitiéndoles así afrontar de mejor manera las futuras situaciones que se les presente.

lectura con los hijos

5 Tips para hacer de la lectura un hábito divertido y cotidiano
1- Hazlo divertido:

Una gran dificultad a la hora de fomentar la lectura ha sido que los libros siempre han estado relacionado con el mundo académico. Enséñale la cara amable y divertida de los libros y deja que él/ ella acceda a leer lo que capte su atención. Es preciso, buscar espacios que alimenten la imaginación, así que, el área del escritorio queda descartado; en cambio, el jardín, un parque u otros espacios abiertos son propicio para leer. Asimismo, juega con ellos, y desafíalos a quién lee más palabras, por supuesto déjales ganar y premialos. Será un gran incentivo.

2- Acompáñalos:

El ejemplo es la mejor manera de promover la lectura de los más pequeños de la casa. Los niños buscan ejemplos de los que fijarse y los primeros modelos a seguir son los padres. Así que es muy importantes que estés con ellos al momento de la lectura, atenta a cualquier duda o si solicita tu ayuda. También estimula su capacidad de retención, con preguntas sencillas sobre la lectura.

3- Dramatiza:

Ayúdales a abrir las puertas de la imaginación y conviértete en un tigre, o un conejo, y ruge tan fuerte como un león. De esta manera, mantendrás el interés de él o ella, y estará con ansias de seguir leyendo contigo. Hazle vivir esa maravillosa aventura.

4- Elige bien los libros:

La mejor manera de involucrase en la lectura de los niños, es interesarse pro-activamente en los títulos, personajes, géneros e ilustraciones preferidas por ellos. Prestando atención a qué libro le llama más la atención alentamos a los niños a seguir leyendo y sentirse apreciados.

5- Abrir las puertas de la lectura digital:

La lectura y el mundo digital están cada día más ligados, con la llegada de las tablets y los celulares llegaron los libros interactivos en los que los niños crean su propia historia. Hay que acoplarse a la tecnología y considerar que el papel y la tinta electrónica son capaces de aportar muchos beneficios en cuanto a la lectura en los niños.

Finalmente, recuerda que inculcar el amor por la lectura es algo que tus hijos agradecerán toda la vida, además, esos momentos de disfrute y compartir marcaran su vida positivamente.

Referencia, ISEP (Instituto Superior de Estudios Psicológicos), Vix, Psicoactiva