Cáncer de ovario ¿porqué es llamado “asesino silencioso”?

El cáncer de ovario es un tipo de enfermedad a la que también se le llama “asesino silencioso” por la manera en que se va desarrollando en el organismo, ya que muchas veces no hay síntomas o son muy sutiles hasta que la enfermedad ha progresado a una etapa muy avanzada, que en ocasiones es demasiado tarde para un tratamiento.

Este tipo de cáncer es uno de los más frecuentes, el problema es que tiene una difícil detección y control y por ende una alta mortalidad. De hecho, se estima que en Estados Unidos, durante este año, más de 22 mil mujeres recibirán diagnostico de cáncer de ovarios y lamentablemente aproximadamente 14.000 serán víctimas mortales de esta enfermedad, esto, según una investigación realizada por la Sociedad Americana de Cáncer.

Por la gran dificultad que existe para detectarlo en la etapa inicial, tan solo el 50% de las mujeres con cáncer de ovario logran sobrevivir 5 años después de haber sido diagnosticadas, así lo advirtió Dolores Gallardo, radióloga y experta en el Instituto Nacional de Cancerología (Incan).

 

Toda enfermedad diagnosticada a tiempo, aumenta las probabilidades de supervivencia, por ello es importante que no descuides tu salud y no dejes a un lado tus chequeos médicos; porque los síntomas (que a menudo se confunden con colitis) de este tipo de cáncer suelen sentirse ya cuando la enfermedad está muy avanzada y desafortunadamente solo el 30% de las mujeres superan esta enfermedad y viven para contarlo, según lo indicó Dolores Gallardo.

Como seres humanos no podemos predecir el rumbo que tomará nuestra salud o nuestra vida en determinado momento. Pero, si hay cosas que podemos hacer para tener una mejor calidad de vida. Hoy en día con los avances médicos se pueden diagnosticar enfermedades, que evaluadas a tiempo, puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte. Los exámenes y pruebas de detección tienen el propósito de detectar enfermedades como el cáncer, en personas que no presentan ningún síntoma.

Detección del cáncer de ovario

Si hay antecedentes familiares de cáncer de ovarios o de mama, es importante que cada 6 meses te realicen una ecografía transvaginal (TVUS). La TVUS es un estudio que usa ondas sonoras para examinar el útero, las trompas de Falopio, y los ovarios mediante la colocación de una sonda o transductor de ecografía en la vagina. Según la Sociedad Americana del Cáncer este examen puede ayudar a encontrar una masa (tumor) en el ovario, pero no puede indicar con precisión si una masa es cancerosa o benigna. Cuando se usa como prueba de detección, la mayoría de las masas encontradas no son cáncer.

Por otro lado, es muy importante que no subestimes los síntomas de una colitis, porque estos son demasiado parecidos a los del cáncer de ovario.

El cáncer de ovario puede afectar a todas las mujeres, sin importar la edad, sin embargo, las más propensas son las de edad comprendida entre 30 y 50 años. Por ese motivo es de vital importancia que visites al ginecólogo cada año y que reconozcas algún síntoma que persiste mas de lo normal.

Te puede interesar, 7 cosas que los ginecólogos mueren por decirte

Síntomas del cáncer de ovario

– Distención abdominal o hinchazón: Si esto se hace muy frecuente o sufrir dolor por gases, que persisten aunque se esté tratando con medicamentos, es fundamental acudir rápidamente al médico, es un síntoma del “asesino silencioso”.

– Estreñimiento: Los cambios de hábitos intestinales (estreñimiento, indigestión, calambres, dolor abdominal) a menudo van de la mano con el cáncer de ovario.

– Dolor espalda: Un dolor persistente y punzante en la parte baja de la espalda es un signo común de cáncer de ovario.

– Dolor pélvico: Sentir constantemente pesadez en la pelvis junto con dolor, es una alerta sobre este padecimiento.

– Pérdida de Peso: Si pierdes considerablemente peso, sin ni siquiera haber reducido tu ingesta diaria de alimentos, debe ser reportado al médico inmediatamente, no es motivo de alegría, es un síntoma que algo no anda bien en el cuerpo.

– Fatiga: Sentirse cansada en algunos momentos es normal, pero que esto se vuelva frecuente, que no tengas energía para hacer superar el día a día, no es nada bueno.

-Micción incontrolable: Algunas veces lo problemas urinarios están causados por virus o bacterias que generan infecciones en el sistema, y más siendo la zona genital femenina tan delicada y propensa a cualquier infección.

Sin embargo, el deseo frecuente de orinar y la molesta urgencia de tener que hacerlo de inmediato (en ocasiones con dolor o ardor) podría ser indicio de células malignas.

– Dolor durante el acto sexual: Si la relación sexual con tu pareja se ha convertido en un verdadero calvario por sentir dolor en vez de placer, es importante acudir al médico y realizar un chequeo, algo no está bien.

Si bien estos síntomas también pueden ser causados por otras condiciones menos graves, cuando estos mismo son causados por cáncer de ovario pueden que sean mas graves, aunque esto no siempre es así. Lo importante es que representan un cambio del estado que usualmente una mujer siente.

El cáncer de ovario es algo muy serio, en caso de padecer uno o varios de estos síntomas, no dudes en acudir al ginecólogo para realizar un ultrasonido, que permitirá descartar cualquier sospecha. Las instituciones de salud publica tienen la tarea de prestar atención a los pacientes que acudan al diagnostico de esta enfermedad, así como prestar sus servicios durante la enfermedad.

La radióloga Dolores Gallardo destaca que el principal problema de esta enfermedad no es el tratamiento, sino su difícil detección, destacando que el diagnostico adecuado tarda en arrojar los resultados certeros entre 6 a 12 meses.

Es por ello, que nosotros recomendamos, que los chequeos médicos anuales, no estén en segundo plano, por muy ocupado que sea nuestro día a día. Y recuerda que vale más un “ya lo hice” a un “si hubiera”.

Puedes encontrar información mas extensa acerca del cáncer de ovario, en la pagina de la Sociedad Americana del Cáncer.