Cáncer de vagina: lo que toda mujer debe saber

Cáncer vaginal: lo que toda mujer debe saber

El cáncer de vagina es una enfermedad rara. Su incidencia es muy baja. Son más frecuentes otros tumores del aparato genital femenino, como es de útero o cuello uterino.

La edad más frecuente que se podría desarrollar este cáncer es a partir de los 60 años de edad, siendo su aparición muy extraña en mujeres jóvenes. Incluso, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, sólo 1 de 1.100 mujeres podrían padecer cáncer vaginal. Además, otra de sus estadísticas sugiere que sólo el 15% de las mujeres podrían sufrir este tipo de cáncer antes de los 40 años.

No se conocen claramente los factores que causan el desarrollo del cáncer vaginal.

 

Sin embargo, el virus del Papiloma Humano (VPH) aumenta el riesgo de padecer cánceres que tienen origen en este y otros órganos de la zona pélvica; como el de cuello uterino, el recto o de ovarios. Estos cánceres pueden acabar extendiéndose e invadiendo la vagina. Por ello es que las mujeres que tienen VPH, tienen más riesgo de desarrollar cáncer vaginal.

Es preciso destacar, que el cáncer de vagina no es lo mismo que el cáncer de cuello uterino.

La vagina es el conducto muscular que conecta al cuello uterino con la vulva (genitales externos).

El cáncer vaginal se origina con mayor frecuencia en las células que revisten la superficie de la vagina, a veces llamada “canal de parto”.

aborto-inducido-cáncer de vagina
Foto: Pixabay

Como anteriormente se mencionó, existen varios tipos de cáncer que pueden extenderse hasta la vagina y otros lugares del cuerpo, y que son más frecuentes. Las mujeres que son diagnosticadas con cáncer de vagina en estadio temprano, tienen probabilidades de cura, pero el cáncer que se vaginal que se ha extendido, es muy más difícil de tratar y de curar. A parte que su impacto en la fertilidad será mucho más grande. Por esto es muy importante que conozcas qué es y sus síntomas, recuerda que una detención temprana marca la diferencia.

Tipos de cáncer de vagina

El cáncer se origina cuando las células en el cuerpo comienzan a crecer en forma descontrolada. Las células en casi cualquier parte del cuerpo pueden convertirse en cáncer y pueden extenderse a otras áreas del cuerpo. Sigue leyendo para que conozcas acerca de cómo este cáncer aparece.

Hay varios tipos de cáncer de vaginal

– Carcinoma de células escamosas

Este tipo de cáncer se forma en las células escamosas (en la superficie de la vagina). Se propaga lentamente y puede diseminar a otras partes del cuerpo, aunque suele quedarse cerca de la vagina.

-Adenocarcinoma

Los cánceres que se originan de células glandulares se llaman adenocarcinomas. En este las células de cáncer se desarrollan en las células secretoras, las cuales son responsables de producir moco vaginal y otros líquidos. Según la Sociedad American del Cáncer, este tipo de cáncer es más usual en mujeres mayores de 50 años.

Síntomas

Los siguientes son los síntomas más comunes del cáncer vaginal. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente, los síntomas más frecuentes son:

– Sangrado anormales durante la menstruación o flujos extraños que no están relacionados con la menstruación.

– Dificultar o dolor al orinar.

– Dolor durante el coito.

– Dolor en el área pélvica.

– Una masa que se puede palpar.

Diagnostico y tratamiento

Los síntomas del cáncer vaginal son muy poco específicos y se pueden confundir con los de otras enfermedades y trastornos ginecológicos. Entre ellos se encuentran el sangrado y la sensación de dolor en la vagina, especialmente durante las relaciones sexuales. No obstante, muchas mujeres que lo desarrollan no experimentan estos síntomas hasta que el cáncer alcanza fases avanzadas.

El cáncer de vagina suele detectarse de manera fácil si se cumple con los chequeos médicos rutinarios, (visita al ginecólogo o exámenes pélvicos). En estas pruebas se detectan si existen tumores o anomalías en la vagina. Después que se estudie y en caso de que resulte un cáncer vaginal; los médico realizaran varias pruebas para descubrir si hay células cancerosas o precancerosas en otras partes del cuerpo o se trata de un tumor aislado.

Los tratamientos pueden incluir radio y quimioterapia para enfrentarse al cáncer de vagina; además, también puede someterse a una cirugía para extirpar el tumor. No existen fármacos específicos para este tipo de cáncer. Asimismo, los médicos podrían aplicar cirugía láser para combatir el cáncer.

Es muy importante que conozcas tu cuerpo y puedas identificar qué condiciones son normales. Si tienen un sangrado vaginal que no es normal para ti, consulta a un especialista inmediatamente. Es importante decir, que el cáncer vaginal, en la etapa I la tasa de supervivencia a 5 años es de 84%, según la Sociedad Americana del Cáncer. La etapa II es del 75% y las etapas III y IV son del 57%.

Fuentes Womens HealthMag