¡Combate la sequedad vaginal y disfruta de un sexo máximo!

Es un tema que muy poco les gusta hablar a las mujeres, en ocasiones muchas sienten vergüenza de comunicar esto con su pareja o al especialista. Continúa leyendo porque te hablaremos de las razones más comunes de por qué la vagina en cierto momento deja de lubricar, y no debes sorprenderte cuando te afirmamos que esto es más común de lo que crees.

La sequedad vaginal es una de las preguntas más frecuentes en consultas ginecológicas, sobre todo cuando llega la menopausia o un parto. Sin embargo, también se puede experimentar a temprana edad, y no quiere decir que esto sea anormal.

¿Por qué se seca mi vagina?

Debido a la disminución de estrógenos y su efecto beneficioso en el cuerpo de la mujer, la piel y los tejidos de la zona vaginal sufren un importante deterioro, dejando de estar bien lubricados.

La mucosa vaginal pierde su elasticidad, provocando que el espacio de entrada a la vagina se estreche y sea menos flexible a la penetración.

 

Esta alteración puede provocar que el sexo se convierta en un acto totalmente doloroso, nada placentero para la mujer.

Expertos indican que este problema también puede aparecer en mujeres jóvenes, aunque no sea tan frecuente no es algo para alarmarse. Esto debido a que no todos los organismos son iguales, algunas mujeres solo no producen suficiente lubricación. No obstante, aconsejan acudir al ginecólogo y realizar un chequeo médico para conocer cómo están tus hormonas.

Existen diferentes factores que pueden estar ocasionando la resequedad vaginal y la disminución de la libido, por ejemplo, problemas con la glándula tiroides.

Además, otras razones se asocian a la lubricación femenina como el estado físico, psicológico o emocional.

Es importante destacar, que la lubricación vaginal no solo es fundamental para el coito. Resulta que la vagina es un órgano sexual que debe estar húmedo, ya que la lubricación de esta zona es la que permite que el PH de la vagina este equilibrado y esté libre de infecciones.

Diviértete con los lubricantes

Ahora bien, la parte divertida de todo esto, ¡sí! “algo divertido” aunque no te lo esperabas.

Si tu chequeo médico resulta favorable y tus hormonas se encuentran equilibradas, sólo necesitarás 3 cosas: comunicación, imaginación e creatividad.

Primero es vital que tengas una buena comunicación con tu pareja, para que él o ella estén al tanto y puedan trabajar en conjunto para mejorar el acto sexual.

Luego entran en juego la imaginación y la creatividad, los expertos recomiendan que incorpores en la relación sexual productos como parte de los juegos previos, como lubricantes, cremas o aceites. También los juguetes sexuales serán unos excelentes aliados para aumentar la libido.

Romper la rutina será una buena manera de encender esa chispa de pasión y aumentar la lubricación vaginal. No ser predecible será emocionante.

Existen en el mercado distintos tipos de lubricantes vaginales que mejoran y le dan la posibilidad a las mujeres de tener relaciones sexuales placenteras.

Estos son fáciles de encontrar, entre los que cada mujer puede encontrar el más indicado. Ya que no todas las mujeres tienen la misma necesidad y dentro de la variedad de lubricantes sexuales que existen en el mercado, cada uno es para una necesidad específica.

Tipos de lubricantes

– Lubricantes a base de agua: Son los más recomendados y los que más se usan pues no manchan y se pueden limpiar con facilidad, son los más seguros para usar con condón, eso sí, no es seguro usarse en el agua ya que se terminan diluyendo.

2 pk gel lubricante trojan explore just for fun gran calidadgel sico play (6 lubricantes)

 

– Lubricantes a base de silicona: Si buscas una lubricación que dure más tiempo, estos a base de silicón tienen un poder lubricante muy elevado, además son perfectos para el sexo bajo el agua o el sexo anal. No es recomendable usarlos con condón de látex o juguetes de silicón porque pueden dañarse y además causar irritación.

Durex Play Lubricante Eternal 50 ml

Related image

 

 

Es importante mencionar, que no se deben usar lubricantes caseros, ya que estos no están comprobados clínicamente, y en su mayoría pueden llegar a causar fuertes irritaciones y en vez de disminuir el dolor en el sexo lo que hará es aumentarlo. No coloque cualquier cosa es su zona intima, recuerde que esta es sumamente delicada.

También, es fundamental vigilar su fecha de caducidad y mantenerlos en un lugar fresco. Utiliza siempre marcas reconocidas o pregunta a un especialista y recuerda siempre elegir en que más se ajuste a tu necesidad.

Cambiar de escenario, explorar cada centímetro del cuerpo de tu pareja, e incluir cosas que por medio de los sentidos exploten el deseo sexual (olores, sabores, texturas…) todo esto contribuirá a que el cuerpo responda mejor física y mentalmente y así preparar mejor la vagina antes de coito.

Te puede interesar Posiciones sexuales que toda pareja debería intentar.

De tal manera, la sequedad vaginal es un indicador de que puede que tu cuerpo no esté al cien por ciento, la consulta oportuna con el ginecólogo es fundamental para seguir un tratamiento adecuado si es necesario.

De no ser así, y tu cuerpo este bien, deja que la imaginación saque tu lado más erótico. Añade un plus en tus relaciones sexuales y aumenta la libido con juegos y productos sexuales. Todo sea por el bienestar de tu vagina.