Cómo enseñarles a tus hijos de educación sexual y no morir en el intento

La educación sexual es más que solo responder preguntas a tus hijos

  Para aquellos que son padres temen el día en que sus hijos les hagan la pregunta de oro: ¿De dónde vienen los bebés?, Aparte de crear un millón de historias y, obviamente la típica, de las abejas y las flores. Aquí te enseñaremos cómo ser claros con los pequeñines sin arruinarles la infancia.

Lo primero que debemos entender NOSOTRAS es que la sexualidad es parte de la vida de todas las personas, sin importar la edad y todos los días se presentan situaciones propicias para enseñar a sus hijos temas relativos al sexo. Por ejemplo, a la hora del baño, puede hablar sobre las partes del cuerpo y qué significa “privado”. Anteriormente deberíamos saber hasta dónde llega el conocimiento de los pequeños en cuanto este tema; deja que él o ella guíe la conversación y haga las preguntas.

 
 Algunos consejos que seguir:
  1. No te rías del tema; tampoco es bueno que te muestres incomoda, esto hará que tu hijo o hija se cohíba también.
  2. Sé breve, no exageres con términos muy técnicos o muy profundos; no hay necesidad que tu niño de 4 años sepa absolutamente toda la intimidad sexual.
  3. Si él quiere saber más, pues continua; si no, detente y deja que continúe la conversación con otro tema.
  4. Ten paciencia, ya que nuestros pequeños tienden a tener una memoria muy corta.

enseñarles a tus hijos de educación sexual

Recuerda que todo depende en la edad también, los niños de 7 a 9 años ya deberían tener una noción de lo que es la sexualidad (en el colegio deberían ya haberles explicado un poco); pero, en cuanto a un pequeño de 4 o 5 años será muy diferente, sus preguntas serán más básicas, digamos: “¿Cómo llegué a tu barriga?”,”¿Dónde estaba yo antes de llegar a tu barriga?”,”¿Cómo salí?”, “¿De dónde vienen los bebés?”,”¿Por qué las niñas no tienen pene?”.

 Si tu niño o niña está muy muy pequeño, es necesario enseñarle algunas cosas como:
  • El interés en los órganos genitales es saludable y natural.
  • El desnudarse y hacer juegos sexuales en público no es correcto.
  • Ninguna otra persona, ni siquiera los amigos cercanos y los parientes, pueden tocar “las partes privadas” del pequeño o pequeña. La excepción son los médicos y enfermeros durante los exámenes físicos con el permiso de los padres, y los padres mismos cuando tratan de hallar la causa de un dolor en la zona genital.

Si tu hijo o hija tiene de 8 a 9 años probablemente ya tengan una noción de lo que es correcto e incorrecto. Son capaces de entender que el sexo es algo que ocurre entre dos personas que se aman. Pueden mostrar interés hacia el modo en que papá y mamá se enamoraron. Durante esta edad los niños experimentan muchos cambios que los preparan para la pubertad. Ser sexualmente responsables es una de las lecciones más importantes que podemos enseñarles.

Recuerda:

El hablar sobre sexo y sexualidad nos brindara la oportunidad de compartir valores y creencias con nuestros hijos. Tal vez el tema o las preguntas nos generan vergüenza, pero nuestros hijos necesitan saber que en todo momento pueden recurrir a alguien de confianza; Y ¿Quién mejor que nosotras? somos responsables de nuestros hijos y cómo se desarrollan; siempre protegiendo su inocencia y su niñez al máximo.

También existen maravillosos libros que te ayudarán en el proceso; no descuidemos este tema tan importante, siempre se clara y muy honesta con tus hijos sean pequeños o no, de todas maneras ¡son humanos! y evadir hablar de esto no hará que no aprendan de esto de otra manera.

Cargando...