Cómo reaccionar cuando un hijo confiesa que es homosexual

Unión familiar fundamental cuando un hijo confiesa que es homosexual

Posiblemente pienses que eso no podría pasarte a ti, que tus hijos jamás te dirían al como eso. De todas formas, aunque creas que nunca necesitarás poner en prácticas los siguientes consejos, te invito a leer es este tema, podría servirte como cultura general o ayudar a otros padres que quizá si lo necesitarán.

Nada aterra más al ser humano que “lo diferente”. La historia nos demuestra que soltar ideas tradicionales suele ser difícil y doloroso. Y esto aplica especialmente cuando se trata de asuntos tan arraigados como las preferencias sexuales y de género. Aquí te dejaré unas claves para saber manejar este tema, pero lo más importante es que siempre tengas presente que todo proceso requiere amor, información y apoyo.

A diferencia de lo que sucedía hace 20  o 30 años, los jóvenes de nuestra época se informan a fondo sobre la homosexualidad y  bisexualidad, y su orientación sexual se inclina a alguna de estas, la eligen sin temor. Pero, ¿qué sucede en algunos receptores, en este caso, en los padres?

 

Amor, información y apoyo

Hoy por hoy muchos suelen tomar con naturalidad la elección de la sexualidad de un hijo o hija, pero ¿Qué pasa cuando te cae como un balde de agua fría y no sabes cómo reaccionar ante lo que estás escuchando?

Un joven homosexual enfrenta dificultades para expresar a sus padres la naturaleza de sus sentimientos y preferencia sexual, y de hecho, antes de hacerlo la mayoría de las veces, tratan de engañar a los demás. Por ello, es importante que los padres transmitan confianza a sus hijos y comunicar que siempre ofrecerá apoyo a sus hijos en cualquier circunstancia de la vida.

Consejos para saber cómo reaccionar antes una confesión de un hijo homosexual
– Primera impresión:

Ten en cuenta que tu primera reacción seguramente tendrá un gran impacto en la vida de tu hijo o hija.

Así que por más que podrías ser abrumador para ti, no olvides que se trata de ellos. Haz un esfuerzo por ser positivo y demostrar tu amor y apoyo.

test para depresion
Foto: Pixabay

Recuerda que puedes tomarte tu tiempo para procesar, pero cuida que tu primera palabra luego de la revelación sea un “te quiero”. Ya luego tendrás tiempo para asimilar y hablar más en detalle.

No, no es una “etapa”:

Ni siquiera se te ocurra sugerir que podría ser una etapa. Este es, probablemente lo peor que puedes decir si estás tratando de apoyarle. Es posible que tu primera reacción sea pensar que se trata de eso; pero aun así no le hagas saber lo que piensas.

No desestime su identidad o sentimientos. Esto sólo va a traer consecuencias negativas en la relación padres-hijo.

Baja la guardia:

Luego de la revelación y de las primeras palabras de amor y cariño hacía tu hijo, cuando la tensión y la sorpresa se haya calmado, invítalo (a) a decirte las cosas que le ofenden (quizá las has hecho o dicho anteriormente y a él o ella le ofendieron). Pero intenta no ponerte a la defensiva una vez que lo haga.

No a muchos les gusta que le corrijan o que le digan lo que ha hecho mal. Pero la única manera de mejorar es escuchando.

No puedes corregirte si no sabes lo qué estás haciendo mal. Así que tomate con calma todo lo que diga y ten una actitud receptiva y disposición de mejorar.

Si es necesario, busca ayuda profesional para asimilar mejor:

No siempre, pero a veces la situación puede salirse de las manos. Cada caso es diferente, y si sientes que asistir a un especialista puede beneficiar tu relación familiar, no dudes en ir.

Lamentablemente, esto sigue siento un tabú en muchas partes, pero recibir ayuda psicológica es perfectamente normal y sano para aceptar positivamente la situación.

No te agobies:

Sí, está bien preguntar, pero intenta no abrumarle de entrada. Así como tú necesitas tiempo para procesar, tu hijo (a) también necesitan tiempo para asimilar que dieron este gran paso.

Lo primero es dar amor y apoyo, eso es primordial. Ya después, poco a poco, podrás conversar y preguntar detalles. Sólo intenta no lanzar todas las preguntas inmediatamente.

Hogar, dulce hogar:

Asegúrate de dejarles claro que en casa siempre serán bien recibidos y estarán seguros. Que tienen un lugar donde ser ellos mismos sin objeciones.

Crea un ambiente familiar de apoyo y cariño.

Tal vez, puedas hacer una lista (en privado) de todo lo que a tu parecer podría complicarse, o los sueños que anhelabas para tu hijo (a) que no verás cumplidos como querías; pero no olvides que todo ello viene del miedo, de un sistema de creencias obstinado que no incluye.

No hay una sola diferencia entre él o ella con una persona heterosexual. Todos tenemos el mismo valor humano. Tampoco es un ser “especial” al cual tenerle compasión. Es tu hijo (a) y tú sabes el maravilloso ser que es. El hecho de que se sienta atraído por personas de su mismo género no cambia nada. Permítele amar y expresar sus sentimientos y gustos sabiendo que tú puedes compartir su plenitud.