Consumir mucha azúcar en el embarazo podría causar asma en la infancia

Aléjate de las bebidas azucaradas y azúcar refinada

El embarazo, por lo general, es un periodo que se debe cursar sin complicaciones. Sin embargo, la alimentación, el estado físico, el peso antes y durante el embarazo, ciertos hábitos y antecedentes personales juegan un rol muy importante en el ambiente en el que el bebé se va a gestar, que posteriormente influirá en su desarrollo y determinará la predisposición a ciertas enfermedades.

Por ejemplo, mujeres que durante el embarazo, consumen grandes cantidades de azúcar, podrían tener mayor probabilidad de que sus hijos padezcan asma. 

 

azúcar en el embarazo

Una persona que tiene esta enfermedad, las vías respiratorias de sus pulmones, son un problema. Siempre están un poco inflamadas e irritadas, pero, durante una crisis asmáticas o “ataque asmático”, los problemas de agravan. Una mucosidad pegajosa obstruye parcialmente esas vías respiratorias importantes. Y los músculos que hay a su alrededor se contraen, estrechándolas todavía más y quedando muy poco espacio en su interior para que fluya el aire con normalidad.

La Organización Mundial de la Salud estima que actualmente hay 235 millones de personas que padecen esta enfermedad, y es más frecuente en los niños.

Peligros por abusos del azúcar

A nadie le amarga un dulce. Pocas personas dirían que no a un bombón o a un pedazo de tarta, si no se supieran los peligros que se derivan del abuso del azúcar. Por mucho que disfrutemos con su sabor, estos alimentos es mejor ingerirlos de manera racionada para prevenir los problemas que acarrean si se consumen en exceso.

Problemas que no solo afectan a quien lo ingiere, ahora la ciencia a concluido que también afecta a terceros. Es el caso de las embarazadas que comen y beben alimentos azucarados (fructuosa), quienes pueden provocar problemas respiratorios en sus hijos. Así lo indicó un estudio realizado por Harvard Medical School y que ha aparecido publicado en Annals of de American Thoracic Society.

Este trabajo reveló que las afecciones como el asma es más común en los niños que consumen altas cantidades de fructuosa desde temprana edad o sus madres consumieron bebidas azucaradas en exceso durante la gestación.

Para llegar a esta conclusión, el “Proyecto Viva” liderado por la investigadora Sheryl L. Rifas, realizó una minuciosa investigación a más de mil parejas (madre-hijo), con la finalidad de saber cómo influía el azúcar en la salud del niño.

Dime cuanta azúcar y te diré que padecerás

Como instrumento de investigación utilizaron el método de “cuestionario”. Las preguntas estaban orientadas para conocer cómo fue la ingesta de azúcar después del primer trimestre de embarazo (poco, moderado, mucho). Posteriormente, se aplicó otro cuestionario pero esta vez para que las madres informaran acerca del consumo de alguna variedad de alimentos y bebidas por sus hijos, incluidos refrescos y jugos (los niños que fueron estudiados tenían una edad promedio de 3 años).

A través de las respuestas, los científicos calcularon la ingesta de fructuosa y analizaron los resultados en función del consumo de bebidas azucaradas y fructuosa.

azúcar en el embarazo riesgo de asma
Foto: News Medical

El asma a mediados de la infancia se determinó si una madre informaba sobre el diagnóstico médico del asma, más sibilancias o el uso de medicamentos para el asma durante el año anterior. El estudio encontró que, a mediados de la infancia (entre 7 y 10 años), el 19 % de los niños padecían asma.

Mayor ingesta de azúcar en el embarazo mayor el riesgo de asma

Además, demostraron que los niños entre 7 y 10 años, tienen hasta un 60% de riesgo de padecer asma, si sus madres abusaron de la ingesta de azúcar en el embarazo. Al mismo, si estos niños también consumieron elevadas cantidades de fructuosa desde temprana edad, tienen más del 64% de riesgo de desarrollar asma durante su periodo de crecimiento.

azúcar en los jugos
Foto: Pixabay

“Estudios previos han relacionado la ingesta de bebidas endulzadas con jarabe de maíz con alto contenido de fructuosa con el asma en escolares, pero hay poca información sobre cuándo o durante que momento del desarrollo la exposición a la fructuosa podría influir en la salud posteriormente” argumentó Sheryl L. Rifas.

Es por esto, que es importante que las embarazadas, reduzcan el consumo de bebidas azucaradas y alimentos que contienen azúcar refinada y lleven una dieta equilibrada, con la mayor proporción de alimentos saludables y sobre todo seguir los consejos del médico.

Fuente: News Medical