7 cosas que no sabías que tu vagina puede hacer

Bien, ya todos conocemos que la vagina sirve su propósito durante las relaciones sexuales y durante el parto. Sin embargo, hay pequeños pero interesantes detalles sobre la vagina que quizás no sepas, y que básicamente demuestran lo increíble que puede ser este órgano.

La vagina se puede limpiar a sí misma:

¿Esa secreción inodora que sientes allí abajo? Sí, es la manera en que ella se limpia a sí misma, deshaciéndose de todo lo que no necesitas. Este proceso es natural, y es la manera correcta de “limpiar” la vagina, en lugar de usar todos esos productos que se encuentran en el mercado y que alteran tu pH natural. Esto, daña el balance entre la bacteria buena y mala que se encuentra en tu vagina, lo que puede resultar en infecciones, irritación, sensibilidad, entre otras cosas.

 
También experimenta erecciones:

Cuando estás excitada, el flujo sanguíneo se incrementa y hace que tu clítoris se hinche y se ponga más firme. Muy similar a las erecciones que los hombres experimentan, pero no tan obvia.

Puede sentir mucho más que un pene:

¡La vagina tiene alrededor de 8.000 terminaciones nerviosas! el órgano masculino sólo tiene la mitad, es decir, 4.000 terminaciones nerviosas. Por lo tanto, la vagina tiene mucha más sensibilidad que el pene.

Cambia de color:

Seguro no sabías esto, pero la vagina puede cambiar de color. Aunque el cambio no es extremadamente notable, así como nuestra piel cambia con la edad y desarrolla algunas manchas de edad, también lo hace la vagina. El color de esta puede aclarar u obscurecer con el tiempo.

Puede expandirse:

Bueno, esto quizás sea obvio, un bebé es capaz de salir por allí. Pero además del parto, también puede expandirse durante la excitación. Durante la excitación, se crea tensión muscular en el cuerpo. Es esta tensión muscular la que mueve el útero hacia arriba, creando mucho más espacio dentro de la vagina, expandiéndose el doble en tamaño.

Puede decirte mucho sobre tu fertilidad:

Las secreciones vaginales pueden decirte todo sobre la fertilidad. La consistencia y color las secreciones son las características principales para saber en qué parte del ciclo te encuentras. Si la secreción es pegajosa, color blanco o crema, quiere decir que estás en tus días fértiles. Si la secreción es babosa, lubricada, con una consistencia fina como el agua, es indicador de que estás en tus días más fértiles. Ahora, cuando la secreción es seca, gruesa, y de color blanco o crema, estás en el periodo de post-ovulación.

Y ahora, parece que también puede salvar vidas:

Actualmente se está haciendo un estudio en donde se estudia el uso de la sangre menstrual para tratar a personas con insuficiencia cardíaca congestiva. Aunque el estudio está en fase temprana, es una muestra de que las vaginas realmente puede hacer de todo.

Espero que después de conocer todos estos datos increíbles, tengas una mejor apreciación de tu vagina, y te sientas orgullosa de tenerla.

Referencias:

Bustle.com, 8 things you didn’t know your vagina could do, por Lea Rose Emery.

Foto: Litbub.com