Cuidados Postparto:¿Ésta tristeza que siento es la depresión postparto?

Durante tus cuidados del postparto, es realmente importante que seas indulgente contigo misma, debes escuchar a tu cuerpo y darte el debido tiempo para recuperarse.

En los primeros días y primeras semanas posteriores al parto, es normal que sientas distintos tipos de emociones. Puede que sientas que tu cuerpo no da para más, que estés muy agotada después del parto, y además tener que satisfacer las necesidades del recién nacido y al mismo tiempo confusa respecto a lo que sientes por el bebé y por tu pareja.

 
Pero me siento triste, ¿es normal?

Al parecer esto se debe a una caída repentina del nivel de hormonas en tu cuerpo. Las hormonas son sustancias químicas producidas por las glándulas endocrinas y liberadas en la corriente sanguínea donde son llevadas a distintas partes del cuerpo. Durante el embarazo aumenta la producción de hormonas y al mismo tiempo éstas tienen un mayor rendimiento, es decir, funcionan mejor que en cualquier otro momento en la vida. Después del parto, los niveles hormonales se estabilizan y la mayoría de las madres tienen cambios de humor o están tristes entre los tres y cinco días posteriores al parto (baby blues o tristeza postparto). Sienten ganas de llorar, se enfadan con facilidad o están deprimidas.

Estos sentimientos pasarán, pero mientras vives esta etapa, aquí te dejamos algunos de los cuidados postparto para conseguir y sobrellevarlo mejor:

  • Acuérdate que incluso si sabes que estos cambios hormonales pasarán, debes expresarlos y aceptarlos, se te hará más fácil recuperarse.
  • Descansa, duerme y descansa los mas que puedas. No seas una mártir, ni sientas que tienes que hacerlo todo tu sola. Cuando bebé duerme, recuéstate también, un descanso adecuado fortalece el sistema inmunológico y ayuda a reparar algún daño emocional.
  • Come bien y haz tu gimnasia postparto tranquilamente.
  • Evita cualquier estrés, mantente alejada de hacer cambios bruscos en tu vida durante estos días de tu recuperación postparto. Considera ayuda externa si es necesario y permítete un lujo. Si los compañeros de trabajo, amigos o familiares te ofrecen ayuda, ¡Acéptala!
  • Comparte con tu pareja o una amiga, cómo te sientes o también puedes unirte a un grupo que compartan los mismos problemas.

Todo irá bien cuando te acostumbres al bebé, te adaptes a la nueva rutina y recuperes tus fuerzas.

Pero si la “tristeza” no desaparece en una o dos semanas, habla con el medico porque puede que estés sufriendo de una depresión postparto.

Síntomas de depresión postparto

Es un estado importante de angustia o ansiedad que dura más tiempo y es más intenso que la llamada tristeza postparto (baby blues) que se vive después de nacer el bebé. La depresión posparto, que afecta a entre el 10 y el 20 por ciento de las nuevas madres, puede comenzar realmente durante el embarazo y no necesariamente después de que una mujer da a luz, como muchos médicos pensaron. Aunque en general suele aparecer entre las 2 y 8 semanas posteriores al parto, puede surgir también después de transcurridos seis meses o incluso a un año del nacimiento.

Postparto

Muchas mujeres no quieren admitir que padecen una depresión postparto o incluso niegan tener sus síntomas mientras se concentran en sus cuidados postparto. Es importante que esta depresión sea reconocida y tratada lo antes posible, y recuerda que los síntomas pueden aparecer  incluso tiempo después de la recuperación postparto.

Los síntomas e indicios serían:
  • Ganas de llorar y ansiedad.
  • Pérdida de memoria.
  • Imposibilidad para concentrarse.
  • Ataques de pánico.
  • Insomnio.
  • Incapacidad para hacer frente al día a pesar de un descanso y recuperación adecuados.
  • Alucinaciones o sentimientos ilusorios, y una sensación de que podría dañar (o hacer daño) al bebé.
  • Falta de autoestima.
  • Malestares y dolores.
  • Falta de apetito o apetito excesivo.
  • Antagonismo con la pareja.

Si experimentas éstos sentimientos de intensa tristeza, ansiedad o desesperación y que interfieren con tu capacidad para funcionar en tu día: Consulta inmediatamente a tu médico u obstetra, éste evaluará tu condición y puede enviarte a un psiquiatra u otro terapeuta. Generalmente el tratamiento consiste en proporcionar apoyo, asesoramiento y en algunos casos medicación. Te será de ayuda si antes de tu cita, anotas todos los síntomas que sientes y también considerar llevar a alguien contigo como apoyo.

No obstante, algunas mujeres también obtienen buenos resultados con terapias alternativas como masajes, acupuntura u homeopatía, pero es importante acudir a un especialista que trate a mujeres con depresión postparto, así como informar a tu médico del tratamiento alternativo que has decido tomar.

Referencias, Libro: Pregnancy from Conception to Birth, de June Thompson y Postpartum Recovery for Working Moms