Descubre por qué este atleta olímpico está haciendo historia

Adam Rippon atleta olímpico que está haciendo historia

Adam Rippon forma parte de la selección oficial de los Estados Unidos, como parte del equipo de patinaje artístico logró conquistar la medalla de bronce junto a sus compañeros. Pero ¿Por qué la prensa le ha dado tanto protagonismo? En seguida te lo contamos.

Sin duda alguna, Rippon se ha convertido en una de las figuras resaltantes  en los presentes Juegos Olímpicos de Invierno que se llevan a cabo en Corea del Sur. No solo ha generado muchos más titulares que sus compañeros, también es un éxito en las redes sociales, donde tiene miles de seguidores que le confiesan su amor a la más mínima oportunidad, pero al mismo tiempo ha recibido algunos comentarios negativos, por algo que involucra a su persona.

 

Resulta un tanto increíble creer que después de casi 100 años de existencia de los Juegos Olímpicos de Invierno ningún atleta abiertamente homosexual haya debutado, aunque en retrospectiva debido a lo mucho que ha cambiado el ambiente para la comunidad LGBTI desde ese entonces, no es tan descabellado. Todo esto cambió cuando Adam Rippon consiguió clasificar a PyeongChang 2018, hecho que automáticamente lo convirtió en el primer atleta gay que logra lo previamente mencionado.

Asimismo, Adam es reconocido por tener una personalidad vibrante, llena de humor y ocurrencias. En numerosas ocasiones ha protagonizado momentos graciosos en entrevistas con medios de comunicación, adicionalmente en sus redes sociales aprovecha cada oportunidad que tiene para publicar chistes o bromas, lo cual ha aumentado enormemente su popularidad en Twitter, sitio donde acumula más de 230 mil seguidores, hasta el ex presidente Barack Obama lo sigue. Pero no todo es contenido ligero, Adam también aprovecha su plataforma para difundir mensajes inspiraciones y políticos.

Adam Rippon atleta olímpico
Adam Rippon atleta – Foto: Billboard
Sus inicios y logros

Adam nació en Estados Unidos, Pensilvania en 1989. En el presente año fue donde consiguió clasificar para sus primeras olimpiadas, anteriormente había dejado su marca en el patinaje artístico ya que se convirtió en el primer patinador en la categoría junior en ganar 2 años consecutivos el campeonato 2008 y 2009. Rippon ha admitido que en el pasado ha sufrido de bullying por parte de sus compañeros de clases, algo típico de un individuo que es catalogado como diferente, pero esto no lo ha detenido. De hecho en diferentes oportunidades ha asegurado que sus detractores no lo afectan.

Es necesario mencionar que en los pasados ciclos olímpicos Vancouver (2010) y Sochi (2014) Adam quedó por fuera del equipo que estaba destinado a representar a su país. A pesar de esto no se rindió y la tercera fue la vencida, ya que en estas olimpíadas sí pudo clasificar, además ganó una medalla de bronce en la categoría de equipos del patinaje artístico. Su camino no ha sido fácil, debido a que en el 2013 se mudó de su pueblo de origen a California, donde pasó malos momentos a nivel económico e invirtió el poco dinero que tenía en sus entrenamientos, los cuales al final rindieron frutos.

Opiniones y principios

Adam es un hombre que tiene muy claro lo que quiere, sus opiniones son firmes, sobre todo cuando se trata de la política. Esto se puede ver a través de su relación con el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, uno con el que ya ha protagonizado titulares. Esto comenzó cuando Rippon decidió no acudir a un evento donde deportistas y delegados se reúnen, uno donde Pence iba a formar parte importante. En una entrevista para USA Today declaró lo siguiente: «¿Te refieres a Mike Pence, el mismo Mike Pence que financió terapias de conversión para gays? Paso».

Continuó agregando: «Personalmente no tengo nada que decirle a Mike Pence. Si me dan la oportunidad de hablar después de las Olimpiadas, prefería hacerlo con la gente cuyas vidas han sido dañadas por la legislación que él ha llevado a cabo». No cabe duda que Adam Rippon seguirá siendo una figura pujante en la comunidad de la que forma parte, bien sea sobre el hielo o fuera de él, su futuro luce brillante gracias a su determinación y carisma.