El matrimonio podría ser un aliado para prevenir la demencia

El matrimonio, un gran aliado contra la demencia según un estudio publicado

Amar influye directamente en la salud de nuestro cerebro, ya que reduce los riesgos de padecer enfermedades mentales como la demencia, asimismo, contribuye a alargar nuestra calidad de vida, alude un estudio publicado en Journal of Neurology Neurosurgery & Psychiatry.

Con la edad, son muchos los cambios que experimenta nuestro cuerpo. Uno de los aspectos más delicados es el funcionamiento del cerebro en la vejez. Problemas como la demencia senil, el Alzheimer o, simplemente, la desmejora de las habilidades cognitivas como la memoria, inciden en la calidad de vida.

 

Pero así como es posible extender la salud de nuestro organismo a través de una adecuada alimentación y rutina de ejercicios corporales, también es posible alargar la salud mental, y de una manera muy peculiar.

Aunque no lo creas (Lol) el matrimonio podría reducir considerablemente el riesgo de sufrir demencia. ¡Sí! Seguro te estás preguntando cómo puede ser posible, si más bien hay parejas que parecieran que hayan perdido uno o más tornillos.

Amor y educación para prevenir la demencia

Lo cierto es, que la investigación indica que aquellos que nunca han tenido pareja y quienes han enviudado, tienen mayor riesgo de desarrollar demencia. Aunque ya no es tan grave como años atrás, reconocen los investigadores.

 matrimonio y prevenir la demencia
Foto: Pixabay

Los expertos, liderados por Christopher Chen y Vicente Mok, basan sus conclusiones en los datos de 15 estudios publicados hasta el año 2016. Estos analizaron el papel potencial del estado civil en el riesgo de demencia e involucraron a unos 800.000 participantes de Europa, América del Norte, América del Sur y Asia.

El análisis conjunto de los datos mostró que, en comparación con las personas que estaban casadas, quienes nunca contrajeron matrimonio tenían un 42% más de probabilidades de desarrollar demencia. Mientras que en los viudos la cifra fue de 20%, proporción que se reducía si se tenía en cuenta el nivel educativo: a mayor educación, menos incidencia de demencia. Parte de esta vulnerabilidad podría explicarse por una peor salud física entre personas solteras de por vida, sugieren los autores.

No se encontraron estas relaciones para aquellos que se habían divorciado de sus parejas, aunque esto podrá deberse en parte a la menor cantidad de personas divorciadas involucradas en los datos que se estudiaron. Pero el menor riesgo entre las personas casadas persistió incluso después de un análisis más detallado, que, según sugieren los científicos, refleja “la solidez de los hallazgos”.

El estar casados ayuda a tener una vida social más solida y estable en comparación con personas solteras.

Por otro lado, los estudios más recientes, que incluyeron personas nacidas después de 1927, indicaron un riesgo de 24%, lo que sugiere que la proporción pudo haber disminuido con el tiempo, aunque no está claro aún el motivo. Una posibilidad es que el duelo probablemente aumente los niveles de estrés, un estado con la deficiencia en la señalización nerviosa y las capacidades cognitivas.

Este estudio no sugiere una fácil prevención de la demencia

El estar casados ayuda a tener una vida social más solida y estable en comparación con personas solteras. Las relaciones sociales son un factor muy importante para tener calidad de vida.

El problema persistente es cómo transformar estas observaciones en medios efectivos para prevenir la demencia.

Para los autores, el matrimonio puede ayudar a ambos cónyuges a tener un estilo de vida más sano. No obstante, esto también va de la mano de hacer más ejercicio, llevar una dieta saludable y evitar fumar y consumir menos alcohol, todo esto se ha asociado con un menor riesgo de demencia. Sin embargo, añaden que con esto no quieren decir que sea más fácil la prevención de la demencia.

prevenir la demencia
Foto: Pixabay

Las formas de desestigmatizar la demencia y crear comunidades que respeten la demencia y acepten los tipos de interrupciones que la demencia puede producir, deben progresar junto con los programas de salud pública y biomédica ” concluyeron los líderes del estudio Christopher Chen y Vicente Mok.

Según la Organización Mundial de la salud (OMS) actualmente hay 47 millones de personas con demencia en el mundo. Y prevé que este número se triplicará para 2050.

Referencia, News Medical