Empoderamiento Personal: el arte de vivir la vida que deseas

“La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo”

Con esa hermosa y muy acertada frase inicio este tema, la dijo un sabio llamado Siddharta Gautama, más conocido como Buda, fundador de la corriente budista. ¿Por qué esta frase captó tanto mi atención y quiero compartirla con ustedes? porque no hay arte más difícil que estudiarse a uno mismo, y reconocer en qué estamos fallando o qué carencias tenemos.

Justo ahí es donde radica el empoderamiento personal, cuando dejemos de compararnos con los demás y empecemos a trabajar en nosotros mismos.

Para sentirse y vivir en plenitud debes tener la soberanía sobre tu mundo interior.

Como seres humanos nacemos empoderados y con una infinita potencialidad, sin embargo, a medida que vamos creciendo las influencias externas van disminuyendo ese empoderamiento, las exigencias de los otros, la sociedad que cada día impone reglas y estereotipos, esto contribuye a que el miedo se vaya apoderando de nuestro «yo» interno, bien sea miedo a no encajar o a no ser aceptados por ser diferentes.

 
¿Qué es el empoderamiento personal?

Empoderamiento personal se refiere a conectarse con nuestro poder positivo y personal para vivir en autenticidad, tener conocimiento de cuáles son nuestras debilidades y fortalezas. De esta manera conocer cuál es nuestro propósito y establecer metas claras y reales.

Si cada vez que revisas la consecución de tus metas, te encuentras con: “lo que pasa es que…”, “no tengo tiempo…”, “ya no es tan importante…”, si es así, tus creencias limitantes, están tomando el control de tu vida y has perdido el control de tu poder interno.

Podemos decir que el empoderamiento personal es simplemente no dejar que nos gobierne tanto física y/o mentalmente cualquier persona, cosa o circunstancia externa. Es el poder que tienes sobre ti mismo para decidir lo que debes hacer, siempre y cuando lo hagas de manera responsable y sin perjudicar a alguien. Estamos hablando de independencia, emancipación y autonomía.

¿Qué pasa cuando no tenemos conciencia de nuestro yo interno?

Quizá en algunas ocasiones te has sentido que no puedes más, te sientes tan indefensa e incapaz de afrontar las situaciones que te presenta la vida. Empiezas a sentir culpa y rabia, la comparación con los demás se hace dueña de tu vida, piensas que la vida se ha ensañado contigo.

¡No! La vida es maravillosa, pero nadie dijo que sería fácil, por eso es única y maravillosa, por sus altos y bajos, por hacernos sentir vivos y por darnos esos empujones para salir adelante, y si piensas que no es así sigue leyendo para que te des cuenta que eres un ser privilegiado por todas las situaciones que se te presentan.

A veces, por falta de experiencia, de auto-conocimiento o de desarrollo personal, no somos conscientes de todos los recursos internos de los que disponemos. Por ejemplo, cuando una persona desconfía en su capacidad de flotar en el agua, probablemente se ahogue, a pesar que la densidad del cuerpo permite que éste flote naturalmente. Por no creer en ello y dejar que el miedo se empodere, la persona entra en pánico, sus fuerzas de resistir disminuyen, su reparación se vuelve superficial y ¡adiós luz que te apagaste!

Es necesario empezar a cambiar ese “no puedo” con el “yo estoy condicionado para lograr lo que me proponga”

Deja de ser la víctima y asume plenamente el control de tu vida. Esta es la base para recuperar tu empoderamiento personal. Ese que te fue dado al nacer.

empoderamiento oersonal
Foto: Pixabay

No basta con decir “yo quiero cambiar”, es necesario hacerse un autoexamen detallado en todos los aspectos de nuestras vidas, y posiblemente veremos cómo esa sumisión, ese “papel de victimas” que hemos tomado por mucho tiempo nos ha afectado en la vida. Definitivamente hacemos bien en analizar cuántas oportunidades dejamos pasar por miedo al fracaso, no como manera de culparnos sino como motivación para dar rienda al cambio.

Luego de que sepas cómo está tu “yo interno” asume esa predisposición al cambio. Para el empoderamiento personal, es preciso ser valientes. Si descubres que has de hacer algo, no lo pospongas. Sé firme y, con determinación, verás que es más fácil de lo que pensabas.

Recuerda que eres dueño de tu mente y creador de lo que piensas, y sabes cómo responder a las adversidades. Si piensas que no puedes, así será, pero si piensas que eres un ser con autonomía, capaz de vencer los obstáculos, vencerás.

Aquí te traemos estos consejos positivos y simples para empezar …

5 Tips para fomentar TU empoderamiento personal
  • Ten esperanza:

La esperanza es el sueño del hombre despierto, decía Aristóteles.

Con esperanza estamos abiertos a las oportunidades que nos ofrece la vida. Superamos el temor y esperamos lo mejor. Tener esperanza fomenta nuestra autoestima, porque estamos dando paso a la unificación de nuestra fuerza para afrontar y superar cualquier adversidad que se pueda presentar.

  • Descubre que es lo que quieres:

Cuando tienes claro lo que quieres y hacia donde te diriges, la autoestima se eleva a niveles muy positivos. No hablo de una autoestima que te haga pensar que la vida es color de rosa, y que por arte de magia lo que quieres se dará. No, me refiero a que te aceptes tal como eres, define lo que quieres en la vida y cree en ti para lograrlo. Sin una buena autoestima, no lograremos recuperar el empoderamiento personal.

  • Conéctate con gente positiva

Es necesario que te rodees de personas con pensamientos positivos y optimismo realista, que te ayuden o aporten posibles soluciones a los problemas. Generalmente cuando nos rodeamos de personas problemáticas y que se quejan constantemente, nosotras absorbemos eso, y nos vamos comportando como ellas.

  • Conócete a ti misma:

También es bueno, que cada cierto tiempo, hagas una lista de tus cualidades, de tus capacidades y de los comportamientos que piensas que debes mejorar. Y cuando mires atrás para ver los fracasos o errores que has cometido, hazlo como una oportunidad de mejorar y no como motivo de abandonar la lucha.

  • Asume posibles riesgos

Asumir algunos riesgos nos ayudará a sentirnos empoderados. Ante situaciones de riesgo o inseguridad, habrás comprobado que tienes en tu poder la elección de cómo reaccionar ante la situación, si lo haces como una persona que es capaz o, como una víctima más de las circunstancias.

Ahora bien, además de los consejos a seguir, conoce estas características de las personas con poder interno que te ayudarán a estimular positivamente tu empoderamiento personal.

empoderamiento personal
Foto: Pixabay
Características de una persona que tiene empoderamiento personal

-Les gusta estar en constante aprendizaje y compartir sus conocimientos con los demás.

Saben discernir entre quienes deben ser sus amigos y quienes sólo deben ser conocidos.

-Tienen capacidad para tomar decisiones acertadas o más convenientes.

-Aman sin apegos.

Conocen su valor y no se dejan doblegar o manipular.

Gestionan muy bien su tiempo  y realizan actividades realmente importantes.

-Tiene propósitos, metas y objetivos claros  y trabajan hasta alcanzarlos.

-Son personas que evitan a toda costa caer en conflicto con los demás, solucionan los problemas de la mejor forma posible, sin caer en peleas.

Comunican su punto de vista con fluidez.

En definitiva, cada uno tiene la capacidad de hacerse cargo de su vida con entusiasmo, fortaleza y confianza.

No permitas que las situaciones o personas que están a tu alrededor te hundan, entren en tu vida de tal forma que te absorban, te empequeñezcan y que lentamente destruyan tu poder interno. Debes ser valiente para recuperar tu empoderamiento personal y de esta manera brillar y ser tú misma en la máxima expresión.

El poder de llevar una vida feliz y plena está en tus manos, entonces ¿Por qué no vivir la vida de tus sueños?

Referencia, La Vida es Maravillosa