Estrategias para la gestión del tiempo si eres madre, emprendedora y mujer también

Técnicas que te ayudaran a manejar tu tiempo siendo una madre trabajadora y mujer también

Muchas mujeres desean hacer de todo, tener más tiempo para realizar más cosas, de hecho muchas mamás “principalmente las que salen a trabaja fuera de casa” no tienen el tiempo suficiente para realizar la mayoría de las cosas que tienen en mente, y no es porque no puedan o quieran hacerlo. Lo que sucede es que tienen muchas responsabilidades (cuidado del hogar, atender a la familia, trabajo, asuntos personales, entre muchas cosas más). Incluso la mamá más organizada es normal que también llegue a estresarse cuando siente que el tiempo no le rinde o el día le queda corto.

La gestión del tiempo es una de las habilidades que requieren de esfuerzo y voluntad. Pero la buena noticia para dominar esta habilidad, es que existen sencillas técnicas, estrategias y algunos consejos claves.

No es fácil. No quiero que te lances a la piscina pensando que vas a triunfar y el éxito va a llegar a tu vida de la noche a la mañana.

 

Con el tiempo llegarán las recompensas por las que tanto estás trabajando, pero no de forma inmediata. Así que si decides hacerlo, necesitas comprender desde el principio que te espera un largo camino dónde vas a tener que jugar con el tiempo para hacer todo lo posible de mantener la mayoría de las cosas bajo control.

Día de las Madres-tiempo si eres madre
Pexels
Estrategias para la gestión del tiempo si eres madre

Así que si eres una mamá, emprendedora y mujer ocupada, y deseas que tu día te rinda al máximo y logres más cosas cada día. Aprende a usar las siguientes estrategias de gestión del tiempo:

– Fijarse metas razonables todos los días:

La gestión del tiempo se trata de obtener todos los días diversos logros o cumplimientos de objetivos y metas.

Establecer metas diarias tanto para tu vida laboral como familiar, te permitirá disfrutar de una sensación de logros, empieza por cosas sencillas. Con el paso del tiempo habrás desarrollado la habilidad de realizar múltiples metas a corto plazo.

Las mejores técnicas de gestión del tiempo implican usar el tiempo sabiamente. No posponer las cosas. Priorizar las tareas en tu lista o agenda. Si dejas que las tareas o actividades se acumulen, con el tiempo se te volverá más complicado concluir tus deberes.

Lo mejor es que diseñes un planning o calendario de tareas donde esté todo planificado. Dedica cada día de la semana a un trabajo fuerte en específico, por ejemplo: los lunes lavar, los martes planificar las tareas laborales, los miércoles ir de compra… Si consigues concretar los deberes diarios, la planificación creará un hábito que sin él no podrás vivir, porque ya sabes, bien se dice que 21 días consecutivos haciendo lo mismo provocan que un comportamiento se convierta en hábito.

tiempo si eres madre
Foto: Pexels
– Hacer una cosa detrás de otra:

A veces piensas que haciendo varias cosas a la vez ahorras tiempo, cuando no es así. Desempeñar varias funciones al mismo tiempo hace que realmente no estemos centrados en ninguna de ellas. Vale la pena hacer las labores una detrás de la otra porque, aunque en un día no te dé tiempo de hacer muchas cosas, al menos tienes la garantía de que lo que has hecho está bien. La organización y la gestión del tiempo es la clave para poder cumplir con todos los quehaceres diarios.

– No todas las tareas valen igual:

Debes tener claro que no todas las tareas que quieres o debes hacer tienen la misma importancia, ni el mismo impacto en tu vida.

A menudo piensas que deberías esforzarte más, intentar llegar todavía a más cosas, conseguir tachar el mayor número posible de tareas en la lista o calendario. Pero por mucho que haces, sigues sintiendo que necesitas más horas, que no avanzas, falta algo.

¡Qué frustrante!

La lista de labores diarias es infinita y, siendo realista, es difícil cumplir con todos estos cometidos en ese lapso de tiempo. Por ello es importante dar prioridad a unas cosas sobre otras. Relega las cosas que no sean esenciales al fin de semana y concéntrate en lo fundamental.

desequilibrio hormonal
Foto: Pixabay
– Trabajo independiente y maternidad:

Para lograr una gestión del tiempo eficaz, si trabajas de manera independiente, es muy importante establecer horarios específicos pero que sean flexibles, es decir, tener horarios programados para no afectar tu tiempo de trabajo. Así puedas disfrutar al concluir tus labores, el mayor tiempo posible con tu familia.

Algunos consejos a tomar en cuenta si eres madre, trabajadora, emprendedora y mujer también
Dedícate tiempo a ti misma

Ante todo no dejes que el exceso de labores, actividades y tareas te quiten tiempo para dedicarte a lo que te gusta; ir al gimnasio, leer un libro, ir a correr, ver una película. Es conveniente tener un hobbie que te permita desconectar y liberar estrés. Si cuentas con una vía de escape podrás afrontar los retos de cada día con la mejor energía. Pero esto solo lo logras siendo organizada y aplicando las estrategias mencionadas.

tiempo si eres madre
Pïxabay
Saber decir no

Unos de los principales problemas de muchas mujeres que son mamá, es que no saben decir “no” a tiempo, y se encargan de ocupaciones que realmente no tienen nada que ver con ellas. Por ejemplo, cuando algún compañero de trabajo o familiar pide un favor que no te conviene realizar porque no es que no quieras sino que estás abarrotada de tareas, entonces no te sabes negar. Esto es un problema porque la realización de dichos favores resta tiempo a tus labores cotidianas. Al menos que estés algo desocupada, no tendrías porque negarte.

Es importante aprender a decir “no” cuando es debido.

Delegar y compartir tareas

En una familia las labores del hogar hay que compartirlas entre todos, por lo que cada miembro debería desarrollar un rol para que nadie tenga una carga excesiva de trabajo. Asimismo, si trabajas, es esencial que adquieras el hábito de delegar tareas con tus compañeros. Tienes que asumir que tú sola no puedes con todo.

 

Hagas lo que hagas, puede y debes regalarte una pausa, un tiempo de descanso, un beso de tu hijo o una ducha revitalizadora. No solo es necesario, es sano para tu bienestar emocional y psicológico.

Tú puedes ser una súper mamá y también una mujer exitosa en lo laboral. La organización y la gestión del tiempo son las claves para conseguirlo.