5 Estrategias para mejorar la convivencia en tu circulo familiar

¿Se te escapa de las manos llevar una buena dinámica familiar?

Es esencial que dentro del hogar haya una buena relación, resulta de gran importancia que como mamá y miembro clave de tu familia procures promover actividades que mejoren la dinámica familiar. A continuación, te daremos algunos consejos para que lo hagas sin ningún problema.

Una buena relación entre la familia solo puede traer buenos resultados como la mejora de vínculos afectivos y el aumento de la autoestima. Por esto es vital conservar una comunicación y afinidad basada en valores como el respeto. Para poder darles el ejemplo a tus hijos, como mamá debes también asegurarte de cultivar un fuerte enlace con tus hermanos, padres y tíos, etc.

 

Gracias a que la familia es considerada como el principal círculo social para un ser humano, es extremadamente importante llevar a cabo actividades que reafirmen el vínculo entre los miembros de la familia y al mismo tiempo establezcan una mejor dinámica, esto podría significar para los niños un desarrollo emocional sano y una mejora en su nivel cognitivo.

Estrategias para mejorar la convivencia familiar

A continuación, una serie de premisas que te ayudarán a mejorar dicha dinámica familiar:

El trabajo no es excusa

Es necesario que le dediques tiempo a tu familia, después de todo es de las cosas más preciadas que podrás poseer. El tener una agenda complicada no es excusa, siempre existe algún momento en el que seas capaz de dedicarle el 100 % a tu familia. No se trata de la cantidad sino de la calidad.

Comer en familia

Esto quizá parezca una idea muy trillada, pero en la actualidad es una tradición que se está perdiendo, debido al acelerado estilo de vida que viven la mayoría de las familias. Por ende, es vital que compartan tiempo en la mesa, bien sea el desayuno, almuerzo o cena, aquí podrán compartir cómo les fue en el día y contar anécdotas que sucedieron durante la jornada.

Dividir quehaceres

Esta parte puede ser algo que quizá a tus niños no les guste hacer, pero es primordial inculcarles disciplina al igual que un principio de solidaridad, no todo el tiempo tienes que ser una supermamá, está bien recibir ayuda. Por esto sería bueno que todos en sus tiempos libres, los fines de semana podría ser, se dividan las actividades del hogar: ordenar y limpiar la casa, lavar, cocinar, entre otros. Por otra parte, colocar música mientras se realizan las tareas podría generar un ambiente ameno.

La espontaneidad es clave

La rutina diaria puede ser agotadora, y por esta razón es de gran necesidad elaborar planes donde salgan de esa zona de confort, de seguro hay cientos de actividades en tu ciudad que se pueden hacer sin gastar mucho dinero. Otras opciones también podrían ser cosas más sencillas como: ver una película, ir a casa de los abuelos, ir al parque, tener una noche para divertirse con juegos de mesa. Hay un sinfín de posibilidades, solo debes saber qué elegir.

Incitar al respeto mutuo

En ocasiones puede que ocurran situaciones donde haya un conflicto de por medio, esto es normal que suceda, sobre todo entre hermanos. Por esto es apropiado que como mamá seas una mediadora y puedas llegar a una conclusión sin que tus niños se falten el respeto o utilicen peyorativos. Todo se puede solventar con una buena comunicación, la cual es una de las bases de una relación sana.