Estudio revela un nuevo e importante beneficio del café

El café es la bebida más consumida alrededor del mundo. Hasta ahora, se conocen diferentes beneficios relacionados con el consumo de café como que aumenta los niveles de energía, disminuye el riesgo de padecer diabetes, protege al hígado de cirrosis, disminuye el riesgo de enfermedades neurogenerativas, e incluso algunos estudios sugieren que puede reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores chinos está relacionando el consumo de café con la perdida de peso y el mantenimiento del mismo.

¿Cómo funciona? la cafeína ayuda a quemar grasas a través de la liberación de oxitocina. Esta hormona afecta tanto el apetito como el metabolismo, ayudando así a perder grasas. Los investigadores chinos resaltan que en los ratones usados para el experimento, la cafeína los hizo consumir menos alimentos y los estimuló a ser más activos físicamente. Esto sugiere que el café puede ayudar a bajar de peso disminuyendo el consumo de comida y promoviendo la energía.

 

Según el Profesor Zhang, “la oxicoticina es un mediador crítico en el efecto anti-obesidad de la cafeína. Por lo tanto, atacar a los receptores de adenosina por la cafeína o sus derivados podría representar una estrategia relevante para contrarrestar la obesidad y enfermedades relacionadas”. Sin embargo, las dosis de cafeína inyectadas a las ratas por los investigadores durante el estudio fueron bastante altas, estimadas a un equivalente de 24 a 36 tazas de café en los seres humanos.

El mes pasado, un reporte desde Holanda mostró que beber café puede ayudar a evitar el cáncer de hígado.

Si bien la cafeína ha demostrado tener muchos beneficios, estas son las cosas que debes evitar:
  • Obtener la cafeína de fuentes como bebidas altas en azúcar o en calorías, especialmente si estás tratando de perder peso, pues al final terminarás haciendo más mal que bien. Todos los beneficios que la cafeína te puede aportar a tu perdida de peso, se verán opacados por el alto contenido de azúcar y calorías de tu fuente de cafeína.
  • Evita consumir demasiada cafeína, pues un consumo excesivo puede hacer que tu corazón se acelere y provocar nauseas. Si no estás acostumbrada a la cafeína, empieza por consumir pequeñas cantidades para observar como reacciona tu cuerpo.
  • Si estás en un grupo de “alto riesgo”, como las mujeres embarazadas o personas que sufren de problemas del corazón, consulta a tu médico antes de incorporar la cafeína a tu dieta.
  • La cafeína es una droga, específicamente un estimulante. Como tal, tiene efectos en ciertos sistemas en tu cuerpo. Y si dejas de tomarlo después de usarlo consistentemente, sentirás rápidamente los efectos de abstinencia (como dolores de cabeza). Como tal, es necesario controlar cuánto utilizas para estar seguro de que no te vuelvas adicta o desarrolles una alta tolerancia.

Referencias:

DailyMail.co.uk, Scientists discover coffee could be the key to losing weight AND exercising more, por Stephen Matthews.

Foto: Pixabay.com