Falta de deseo en la mujer, principales causas y qué hacer para combatirla

La apatía sexual se asocia con una serie de factores emocionales

Con el pasar del tiempo, la rutina va minando el deseo de la mujer. Sin embargo, hay que dejar claro la diferencia entre la falta de deseo sexual y la falta de orgasmo. Algunas mujeres no pueden alcanzar el orgasmo, pero siguen sintiendo deseo y placer de estar con su pareja.

En realidad, la falta de deseo en la mujer se asocia con una serie de factores emocionales y psicológicos que pueden afectar no sólo a la mujer sino también a los hombres. En la actualidad, en muchos casos, queda poco espacio para el sexo, a causa de que el día a día bombardea a la mente con preocupaciones (trabajo, hijos, deudas, poco descanso y tantas otras inquietudes). Los factores psicológicos, religiosos, estrés, ansiedad, experiencias sexuales traumáticas y otras consideraciones psicológicas pueden afectar negativamente el deseo de una mujer.

 
Más común de lo que se cree

La falta de deseo sexual es un síntoma más común de lo que se admite públicamente y muchas mujeres guardan silencio sobre las dificultades que tienen para encontrar la plenitud sexual.

Gif: Giphy

La buena noticia es que el deseo no es algo que no pueda recuperarse, al contrario, una vez identificas los inhibidores puedes poner en práctica algunas de las recomendaciones que te daré más adelante para reencontrarte con el placer y explorar mejor tu sexualidad.

Razones que pueden estar provocando apatía sexual:
– Poca comunicación en pareja:

Muchas parejas parecen no entenderse en la cama. Esto puede deberse a la falta de confianza entre ellos o simplemente no encontrar cómo dirigirse uno al otro, lo cual por lo general ocasiona incomodidad. En la mayoría de los casos, esto sucede por falta de comunicación, el dialogo en pareja es fundamental para crear un vínculo emocional y conocerse mejor. Y más la mujer que tiende a ser más emocional.

– Mala experiencia sexual:

Las experiencias sexuales traumáticas y negativas, como el abuso sexual o acoso sexual y otros atentados contra la libertad sexual, pueden tener una considerable incidencia en la falta de deseo sexual. Mejor dicho, es una de las principales causas, ya que es algo que difícilmente se olvida. Cabe señalar que, los abusos sexuales durante la infancia lo sufren tanto niñas como niños y tienen repercusiones sumamente negativas en la edad adulta de ambos sexos, y una de ellas es poder tener una vida sexual plena.

– Medicamentos que disminuyen la libido:

Hay medicamentos que interfieren con la respuesta sexual. En ocasiones, ella quiere tener relaciones sexuales con su pareja, pero no tiene ganas y tampoco sabe por qué. En estos casos, se recomienda tomar en cuenta los efectos secundarios de los medicamentos que se podrían estar ingiriendo.

– Conflictos psicológicos:

La única forma de conectarte sexualmente con tu pareja y disfrutar de sus encuentros es disponer de tu mente únicamente para ello, sin embargo, el estrés, el trabajo, las obligaciones domésticas y demás preocupaciones, se convierten en distractores y provocan un estado anímico bajo, en el que no te sentirás apta para tener relaciones sexuales.

– Sentimiento de fracaso en la cama:

Al igual que los hombres, cuando tienen problemas con la eyaculación precoz y en la mayoría de los casos suelen evitar tener relaciones sexuales para no defraudar a su pareja, las mujeres con problemas para llegar al orgasmo también se cohíben. Puedes leer el artículo ¿Sabías que la mujer puede tener hasta 10 tipos de orgasmos? Entérate cómo lograrlos. Ya que tienen miedo a no cumplir las expectativas sexuales de su pareja, y mucho peor, a ser rechazadas por algún detalle de su cuerpo.

Vías de solución para recuperar el deseo

La vida sexual femenina es muy afectada también por la educación recibida, esto depende también de las creencias y religiones.

Para resolver la apatía sexual, es fundamente que haya comunicación franca y abierta con tu pareja, sin preocuparte por obtener resultado inmediato. Hay que ir despacio, porque recuperar el deseo es aprender nuevamente a dejarte seducir.

Falta de deseo en la mujer
Foto: Pixabay

Las escapadas, romper la rutina con tu pareja, es algo absolutamente recomendable. Huir del estrés y preocupaciones por unos días, permitirá que reviva la llama de la pasión y disfrutes sin inhibiciones exteriores.

Si una actitud abierta y dialogante no cambia tu vida sexual, no dudes en consultar a un médico, como un ginecólogo, así te ayudará a saber si la apatía sexual podría ser causa de un problema orgánico.

De no ser así, también puedes dirigirte a un sexólogo o psicólogo. El asesoramiento psicológico puede ayudar a resolver la falta de deseo sexual y mejorar la calidad de vida sexual con tu pareja.

Referencia, Vix

Cargando...