Fotos de niños que nunca deberías publicar en redes sociales

A la gran mayoría, especialmente a los padres, nos encanta compartir fotos de niños (hijos, sobrinos, primos, etc) y su día a día en las redes sociales para que sean vistas por nuestros familiares o amigos. Cosas que para nosotros pueden parecer inocentes, graciosas, y tiernas, para otros pueden tener un significado totalmente distinto. Y es que, una vez hacemos una imagen pública en Internet, tenemos muy poco control sobre quien o qué tipo de persona vaya a tener acceso a esa imagen, y qué pueden hacer con ella. Si, podemos hacer nuestros perfiles privados, pero las redes sociales nunca son completamente seguras, y siempre existe la filtración.

Para mantener su seguridad e integridad, te traemos una lista de fotos de niños que nunca deberías hacer publicas en las redes sociales, y te explicamos por qué:

 
Fotos que puedan revelar locaciones específicas:

Imágenes que algunas veces publicamos inocentemente, pero que para otros pueden revelar datos importantes como la locación frecuente del niño, son realmente peligrosas. Por ejemplo, fotos de niños en parques que frecuenta, en la escuela o con el uniforme de la escuela (que pueda permitir la identificación de esta), en restaurantes, etc. Son muchas las maneras en que otro puede identificar la locación por medio de fotografías, así que debemos estar muy pendientes con las imágenes que sean demasiado reveladoras.

Fotos de niños con poca ropa, o desnudos:

Quizás sea uno de los errores más comunes. Cuando tenemos un bebé, este tipo de foto puede parecernos súper tierna e inocente. Bien sea a la hora del baño, cuando estamos cambiándolos, o en cualquier otra circunstancia, capturamos una linda foto de nuestro bebé que irá directo a Facebook, Instagram, o cualquier otra red social. Esto es realmente peligroso. Como ya sabemos, no tenemos un control absoluto de las personas que acceden a nuestro contenido en las redes, y estas fotos de niños con poca ropa son perfectas para los criminales y las mentes enfermas que buscan pornografía infantil. Es realmente duro pensar en este tema, pero es una realidad, y es mejor ser prevenidos y proteger a nuestros hijos de este tipo de persona.

Fotos usando el inodoro:

Para los padres es siempre motivo de celebración el que nuestros pequeños aprendan a usar el inodoro por sí solos, y muchas veces capturamos una foto para mostrarle a nuestros amigos lo orgulloso que estamos del hecho. Sin embargo, este es un momento íntimo y personal. Piensa de esta manera, ¿tú compartirías una foto tuya usando el baño? Probablemente no. Y si bien el niño está muy pequeño para darse cuenta de que se ha publicado una foto suya en el internet, cuando esté grande puede rechazar el hecho y avergonzarse.

Fotos que sabes le avergonzarán:

Como padres, debemos tener respeto por nuestros hijos, no importa lo pequeños que estén. Esto incluye respetar su privacidad. No debemos aprovecharnos de que estos están muy chicos para dar su opinión, y publicar cuanta foto se nos ocurra. Antes de publicar una foto, piensa si realmente ellos querrán esa foto disponible al público cuando estén grandes.

Fotos del niño de otra persona:

Quizás tú no tengas problema en publicar fotos de tus hijos en las redes sociales, pero por diferentes razones, no todos los padres piensan igual. Antes de publicar fotos de niños que no son los tuyos, consulta con sus padres para asegurarte de que tienes permiso de hacerlo. De esta manera te evitarás problemas a futuro.

Antes de publicar fotos de niños, hay que tener en cuenta que realmente no sabemos quién va a tener acceso a esas fotos. Debemos estar conscientes de que el peligro es real, y nunca sabemos cuando vaya a tocar nuestra puerta. También, debemos tener respeto por los niños, y evitar publicar material que en un futuro vaya a avergonzarlos.

Referencias: Worldofmoms.com, 6 kids’ photos you should never put on the internet, por Wom Editorial.

Foto: Pixabay.com