Tu guía para la higiene vaginal

Todas somos expertas en el baño, excepto cuando llega el momento de lavarte allí abajo. Es entonces cuando afloran las dudas: ¿debo lavar por dentro? ¿qué tan suave debo hacerlo? ¿qué tipo de jabón usar? hay mucha desinformación sobre cómo mantener la higiene vaginal. Y es esto lo que muchas veces hace que las mujeres adquieran infecciones vaginales, y sufran todas las incomodidades que ello implica. Pues bien, el día de hoy traemos una pequeña guía para la higiene vaginal, en donde sabrás qué hacer y qué no hacer para mantener tu vagina limpia y saludable.

Enfócate en el área que rodea tu vagina:

Es decir, toda el área externa. La vagina (es decir, la parte interna) está diseñada para limpiarse a sí misma, y tiene su propio pequeño “ecosistema”. Para mantener tu vagina limpia y sana, no es necesario (ni recomendable) que vayas más allá del área indicada.

 
No es obligatorio usar jabones especiales sólo para esa área:

En líneas generales, la vagina tiene un nivel de pH de 3.5 a 4.5. Cuando usas productos de higiene como el jabón líquido, que generalmente tiene un nivel de pH de alrededor de 8, esto puede dañar todo tu balance de pH natural, lo que puede causar picazón, irritación, y mal olor. Lo recomendado es usar jabón sin fragancias que puedan irritar. Generalmente las barras de jabón son mejores que el jabón liquido porque tienen menos contenido de alcohol.

Límpiate sólo una vez al día:

Hacerlo con menos frecuencia no garantiza que te deshagas de todo el sudor y secreciones que allí se acumulan. Por otro lado, hacerlo más de una vez al día tampoco es recomendable, pues puedes descontrolar el balance natural de tu área vaginal. Cuando estés lavando el área, preferiblemente hazlo sólo con la mano, para evitar herir esa área tan delicada. Es importante que no te descuides con tu limpieza diaria, pero que tampoco lo hagas con demasiada frecuencia, pues para mantener la higiene vaginal y evitar infecciones, la clave es tener un balance.

No uses duchas vaginales:

¡Esta última es súper importante! Dentro de la vagina hay bacteria buena y bacteria mala. Cuando se usan duchas vaginales, no sólo estás eliminando las bacterias malas, las buenas también se van con ellas. Esto da paso a que las bacterias malas tengan más posibilidad de tomar control del área, lo que te llevará a adquirir infecciones. Es por esto que los médicos recomiendan evitar la duchas vaginales.

También puedes leer: 7 cosas que no sabías que tu vagina puede hacer

Referencias: Womenshealthmag.com, Your Definitive Guide to Cleaning Your Vagina, por Alexa Tucker. Foto: SHUTTERSTOCK