6 habilidades para la vida que debes enseñar a tus hijos

Hay muchos peligros en la calle, y como padres, nuestro mayor temor es que alguien malo pueda acercarse a nuestros hijos, como un abusador, violador, secuestrador. En fin, hay muchas personas buscando hacer el mal en el mundo, y siempre tememos que una de estas personas pueda acercarse a nuestros hijos. Es por eso la importancia de enseñar a nuestros hijos habilidades para la vida que los preparen a actuar en una situación dada.

Un error que comúnmente cometemos al enseñar los peligros que existen en el mundo a nuestros hijos, es que, consciente o inconscientemente les infundimos el miedo y los aterrorizamos. De esta manera, estamos criando niños que, de encontrarse en una situación de peligro, sólo podrán mostrarse con miedo, nervios, y sumisos al atacante. Algo seguro es que, las victimas siempre serán las personas débiles e indefensas. Estas son las características que estos criminales buscan.

 

En lugar de infundir el miedo y criar víctimas, como padres tenemos la responsabilidad de criar personas fuertes, luchadoras, que estén listos para defenderse ante cualquier cosa que pueda amenazarlos. Con esto no sólo estoy hablando de enseñarlos a tener habilidades físicas de defensa personal, sino de enseñarlos a tener confianza en ellos mismos, no tener miedo, respetarse y amarse en cuerpo y alma, y protegerse de cualquier cosa que pueda dañar su integridad.

Para lograr esto, traemos 6 habilidades para la vida que debemos enseñar a nuestros hijos para que no sean víctimas, sino personas empoderadas:
Cómo tener seguridad y confianza en sí mismo:

Esto lo logramos dando independencia a nuestros hijos. Permitiendo que hagan cosas por ellos mismos, y que cumplan sus objetivos, reconociendo el trabajo que hacen. Siempre estando allí para ellos y brindarles nuestra protección y ayuda, pero sin llegar al punto de la sobreproteccion, pues la sobreproteccion crea personas dependientes. Ser dependiente de alguien o algo es un signo de debilidad. Es totalmente aceptable reconocer las dificultades frente a tus hijos, pero no saltes inmediatamente a resolver todos los problemas por ellos. Esta es una de las habilidades para la vida que, definitivamente, no tiene precio.

Cómo tener integridad física y mental:

Debemos enseñar a nuestros hijos que su cuerpo y mente son de ellos y de nadie más. Ellos mismos tienen todo el poder sobre estos, y tienen todo el derecho de rechazar algo que pueda atentar contra su integridad mental y física. Con respecto al cuerpo, debemos enseñarles que nadie tiene derecho a tocarlo sin su consentimiento, y que ellos tienen el deber de impedir que esto suceda. Hay que mostrarles que ellos no están en el mundo para complacer los deseos de los otros, sino para vivir por y para ellos mismos. Al enseñarlos a tener integridad física y mental, estamos enseñándolos a rechazar todo tipo de abuso tanto físico, como verbal, y a que puedan evitar el bullying, violaciones, esposos/as maltratadores, etc.

Cómo ser personas críticas, a expresar sus opiniones:

Hay que mostrar a nuestros hijos que su opinión es importante, y que es tomada en cuenta. Esto podemos hacerlo empezando por las decisiones que se tomen en casa, y pidiendo que ellos vociferen su opinión, sin ignorar lo que ellos puedan pensar o sentir. Esto les enseñará que la palabra tiene valor, y que debe ser respetada. Cuando se dice “no”, entonces significa que “no”

Confiar en sus instintos:

Y respétalos en el proceso. Todos hemos tenido momentos en los que sentimos que algo no va a salir bien, y resulta que no sale bien. Ese es nuestro instinto, así funciona. Nuestro cerebro recibe mucha información en nuestro inconsciente, por lo que no nos damos cuenta de ello. Los niños tienen ese mismo sentido, y como padres debemos fomentarlo. Si tu hijo no quiere estar cerca de alguien, o rechaza hablar con alguien, no los regañes. Hay una razón por la cual esa persona o cosa no inspira confianza en tus hijos. Enseñarlos a confiar en sus instintos es parte de las habilidades para la vida en el presente y en el futuro.

Cómo defenderse a sí mismos:

Con esto no hablo de criar personas violentas, pero sí criar personas que tengan la capacidad de defenderse ante cualquier situación. Siempre esperando que no deban hacerlo, pero si la situación se presenta, estar preparados. Podemos enseñarles básicos de defensa personal, que los haga sentir seguros ante un peligro, y que les den las herramientas para salir de ese peligro. También es muy importante que resaltemos cuándo y cómo deben utilizar estas habilidades físicas.

Qué hacer en una situación de emergencia

Presentado distintos escenarios, podemos decirles qué hacer y qué no hacer en ellos. En lugar de resaltar que deben tener miedo, y que en una emergencia se dejen tragar por esta emoción, debemos mostrarles estrategias. Por ejemplo, ¿qué hacer si pierdes a mamá en un lugar público?, ¿qué hacer si alguien toca tu cuerpo de manera no apropiada?, ¿qué hacer si un extraño te invita a que vayas con él a ver x cosa? Estos son escenarios comunes, y que puedes plantear de diferentes maneras, y dar soluciones para que no corran peligro en estas situaciones.

En conclusión, lo mejor que podemos hacer por nuestros hijos es, más allá de mostrarles los peligros, darles las herramientas necesarias para que ellos mismos puedan evitar estas situaciones, y en caso de que caigan en ellas, qué hacer para lograr protegerse. Estas habilidades para la vida deben fomentarse día a día, para que se vuelvan parte de ellos, y salgan naturalmente ante cualquier peligro.

Referencias: YourTango, The 6 skills your child needs more than learning stranger danger, por Mia Von Scha

Foto: Pixabay