Hablar de sexualidad con tus hijos: ¿por qué es importante?

¡Háblales de sexualidad!

¿Por qué ésta conversación resulta difícil?

En pleno siglo XXI hablar de sexualidad con nuestros hijos todavía resulta una situación incómoda y vergonzosa para muchos. Sin embargo, mientras el mundo y las sociedades avanzan, es cada vez más importante que los padres puedan crear lazos de comunicación con los hijos, y que exista la seguridad, confianza y responsabilidad suficiente para impartir una adecuada educación sexual a los mismos.

Entre las cosas que muchos padres consideran y que los limitan a hablar abierta y responsablemente sobre estos temas con los más pequeños de la casa, podemos mencionar:

 
La falta de información sobre el tema:

Muchas veces los padres están llenos de mitos y creencias que no son del todo ciertas, pero que han adquirido de generaciones anteriores, o de historias escuchadas en la calle. Esto, puede hacer que los padres duden de lo que saben y conocen sobre la sexualidad. Algunas veces, los padres están genuinamente desinformados sobre el tema. En cualquier caso, es importante leer un libro de sexualidad, o consultar con un profesional que pueda guiarlos en el asunto.

Miedos personales:

Los mitos y tabúes constantemente merodean la cabeza de los padres al sólo pensar en tener este tipo de conversación con los hijos. En la calle puedes escuchar cualquier cantidad de cosas que te harán pensarlo dos veces al determinar si deberías o no conversar con ellos. Un alto porcentaje de padres piensan que si hablan de sexo con los hijos, les están dando permiso de iniciarse sexualmente, muchas veces antes de tiempo. Esta creencia es totalmente falsa, pues numerosos estudios revelan que el tener conversaciones responsables de sexualidad posterga el acto sexual por parte de estos y ayuda a que tomen mejores decisiones en el área.

Incomodidad y vergüenza:

Según el National Institutes of Health, dos tercios se los padres sienten vergüenza al tocar el tema con sus hijos. La verdad es, no sólo los padres sienten vergüenza al hablar del tema, también la mayoría de los chicos se horroriza al pensar en  tener la conversación con sus papás. Pero considerando los beneficios, la incomodidad y vergüenza deben ser superadas, y lograr tener una conversación adecuada, abierta, y constante sobre el asunto.

¿Por qué es importante?

Hoy en día el sexo están en todos lados: En la tv, el internet, la escuela, entre otros. Dependiendo de varios factores (geográficos, sociales, y económicos) la edad de iniciación sexual se encuentra entre los 14 y 19 años. Sin embargo, es recomendable empezar a hablar de sexualidad desde la niñez. La sexualidad abarca una gran variedad de temas, como:

  • El cuerpo masculino y femenino, cómo funcionan, y qué los hace diferentes.
  • La reproducción.
  • Las relaciones humanas.
  • Relaciones sanas y tóxicas.
  • Conducta sexual.
  • Preferencia sexual
  • Enfermedades de transmisión sexual.

En los Estados Unidos, 7 de cada 10 adolescentes han tenido relaciones sexuales, también, hay alrededor de 2000 adolescentes embarazadas diariamente, esto se traduce en altos índices de infecciones transmitidas sexualmente en estos jóvenes. Hablar con nuestros hijos sobre estos temas realmente influye positivamente en los mismos, porque estamos criando seres responsables, informados, y conscientes de los beneficios y consecuencias que sus actos pueden traer tanto en el presente, como en el futuro. Está comprobado que tener conversaciones de sexualidad con nuestros hijos los ayuda a, además de posponer la actividad sexual como se comentó anteriormente, tener menos parejas, usar métodos anticonceptivos y de protección, evitando el embarazo precoz y las enfermedades de transmisión sexual.

Lo más importante a tener en cuenta es que, el sexo es parte del ser humano, es una práctica natural y necesaria, ¿por qué no ayudar a nuestros hijos a que, cuando llegue el momento de ejercer su sexualidad, lo hagan de manera sana, adecuada, y responsable?

Consejos para padres:

  • Aclara tus propias dudas:

    Si tienes dudas sobre diferentes temas de la sexualidad, o simplemente no tienes ninguna información al respecto, instrúyete. Leer un libro o consultar a un especialista te ayudará a tener más conocimiento sobre el asunto, y por ende explicar claramente y expresarte mejor frente a tus hijos.

  • Asegúrate de ser quien dé el primer paso:

    Como padre, tú debes ser quien empiece la conversación. Toma cualquier oportunidad que se te presente para tratar diferentes temas, como un comercial en la tv, una noticia que se esté comentando al momento, o el embarazo de una amiga.

  • No los sobrecargues:

    Conversar sobre sexualidad es un asunto constante, que no se hace en un día. No llenes a tus hijos de información para terminar con la charla y evitar repetirla en otra oportunidad. Este es un tema que debe ser tratado por etapas, durante toda la vida.

  • Adapta la conversación a la edad de tu hijo:

    Es importante saber cómo abordar los temas considerando la edad. Por ejemplo, si tu hijo en edad preescolar te pregunta, ¿de dónde vienen los bebes?, Da una explicación que se ajuste a su edad, y que al momento, vaya a aclarar su duda. Si tu hijo de 10 u 11 años hace la misma pregunta, debes dar una explicación más detallada, siempre usando los términos adecuados.

  • Escúchalos:

    Demuéstrales que te interesa conocer sus inquietudes, y crea un ambiente de confianza y respeto, para que estos se sientan cómodos y puedan expresarse honestamente frente a ti.

Otros:

  • Usa las palabras y términos correctos al hablar de sexualidad.
  • Incluye temas como la violación sexual y la orientación sexual.
  • Enséñales a ser tolerantes.
  • Convierte el conversar con tus hijos en un hábito.
  • Demuéstrales que estás ahí para ellos en cualquier momento, ante cualquier duda.

También puedes revisar estos tips que preparamos sobre como entender a tu adolescente o si ¿Quieres profundizar sobre este tema? Visita Planned Parenthood.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *