“La Ballena Azul” El peligroso reto que niños alrededor del mundo están jugando

Lo llaman “La ballena azul”. Un “juego” de las redes sociales o “desafío” que se está volviendo cada vez más popular. Pero no hay diversión o disfrute. El hilo principal de la misma? Suicidio. Y el número de jóvenes que toman sus propias vidas está aumentando.

Se cree que la muerte de dos colegialas rusas, de sólo 15 y 16 años, puede atribuirse a ella formalmente. Pero se cree que cientos de personas pueden haber participado en los extraños desafíos asociados con el juego de la Ballena Azul. Incluyendo tallar una gran ballena azul en su piel con una navaja o un cuchillo. Muchos más suicidios están vinculados al juego.

 

“Hemos contado 130 suicidios de niños que tuvieron lugar entre noviembre de 2015 y abril de 2016. Casi todos estos niños eran miembros de los mismos grupos de Internet y vivían en familias buenas y felices”.

“Sabemos con certeza que los adultos están trabajando con niños, con la ayuda del conocimiento de sus hábitos y pasiones, usando su lengua y cultura favoritas”.

“Conocen bien la psicología, convencen a las niñas de que son” gordas “, dicen a los niños que son” perdedores “en este mundo. Y que hay otro mundo y estarán entre los elegidos.

No es una broma

El problema es muy real. Y muy espantoso. Una vez en el grupo, los administradores dan tareas muy peligrosas y arriesgadas a los jugadores, y si todavía están en el juego después de cincuenta días… Se les dice que tomen sus propias vidas. Muchos ya lo han hecho. El “juego” de la ballena azul sigue expandiéndose y ha llegado a Europa, USA, y algunos países de América Latina.

Es importantísimo que estés en constante monitoreo de las redes sociales y aparatos electrónicos de tus hijos, y que si notas algún comportamiento extraño o fuera de lo normal, inmediatamente investigues a fondo y hables con tu pequeño para saber qué está ocurriendo.

Fuente: ThugLifeVideos 

También te puede interesar: ¿Tus hijos usan redes sociales? Es importante que sepas esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *