La verdad sobre los piojos y cómo proteger a tus hijos

Los piojos son parásitos que se une al cabello humano y se alimenta de sangre humana. El tipo más frecuente de piojos es el piojo de la cabeza.

Millones de niños son infectados con piojos cada año alrededor del mundo, es una situación súper común que ocurre mayormente en niños de 3 a 11 años. Por mucho tiempo, se ha tenido el mito de que los piojos están relacionados con poca higiene, y se piensa que los que llegan a tener piojos son «sucios». La verdad es que los piojos no tienen nada que ver con la higiene, y estos animalitos no discriminan entre clases sociales o raza, todos estamos igualmente propensos a contraer esta infección. Por supuesto, existen maneras de disminuir las posibilidades, las cuales nombraremos más adelante.

 

¿Por qué son los niños las principales víctimas? los niños juegan juntos, y tienden a estar físicamente cerca entre ellos. La única manera de contraer piojos es a través del contacto directo cabeza-cabeza con una persona infectada. Contrario a los mitos, los piojos no pueden saltar, volar, o nadar, así que el contacto directo es la forma en que se transmite. Es importante resaltar que los piojos no pueden vivir mucho tiempo una vez son removidos del cuero cabelludo, por lo que es muy raro la transmisión por compartir accesorios como gorros, o usar el peine de alguien infectado.

¿Cómo proteger a tus hijos de los piojos?

La manera más efectiva de proteger a tus hijos de los piojos es enseñándolos a evitar el contacto directo cabeza-cabeza con otros niños. Háblales sobre los piojos y cómo se transmiten, para que ellos mismos estén atentos y hagan lo necesario para evitar ser contagiados. Evitar compartir gorros u otros accesorios del cabello también puede ser un buen consejo para dar a tus hijos. Si bien es una forma de transmisión poco común, no es imposible.

Si ya ha sido infectado por piojos, hay muchos tipos de champú medicado especiales para tratar la infección, esta es la forma más común de eliminarlos. Sin embargo, no debes usar este champú en bebés menores de 2 meses, por lo que debes consultar a tu médico para otra solución.

Para evitar que los piojos vuelvan una vez eliminada la infección, puedes seguir estos consejos:

Lava todas las sábanas, toallas y ropa en agua muy caliente que esté por lo menos 130 ° F (54 ° C), seguido por el ciclo caliente de la secadora durante 20 minutos.

Limpia en seco cualquier artículo que no puedas lavar. Si esto no es posible, puedes colocarlos en bolsas grandes y herméticas durante al menos 72 horas para que los piojos puedan morir.

Aspira a fondo las alfombras y los muebles tapizados. Desecha con cuidado la bolsa de la aspiradora después.

Separa productos para el cuidado del cabello y elementos como sujetadores, peines, cepillos para el cabello, cintas para la cabeza, etc y empápalos en alcohol o en un champú medicado. También puede lavarlos en agua caliente.

Referencias:

USAToday.com, The Truth About Lice and How To Protect Your Kids, por Sean Rossman.

Foto: Tracy Nors via Getty Images.