Lograste terminar una relación violenta, ¿que viene después?

Te encuentras en ese trance de ruptura y te preguntas, ¿¿qué haré con mi vida ahora??

Relaciones de parejas tóxicas. Suceden cada día y en todo el mundo, no importa el país, ni la edad ni los estudios que alguien tenga. Casi sin saber cómo, muchas acaban cayendo en relaciones donde se ven vulnerados sus derechos como persona.

Derecho a elegir, a ser ellas mismas, a vivir con integridad y felicidad. ¿Por qué sucede? La verdad es que cuando hablamos de amor nadie dispone del manual perfecto que ofrezca respuesta a todas las preguntas (pero sin duda, el amor es todo lo opuesto a cualquier tipo de maltrato).

Enamorarnos supone dejarnos llevar por una serie de emociones tan intensas, que en ciertos casos, algunas mujeres pierden el equilibrio y la perspectiva de lo que está ocurriendo, por ello piensan que “todo es por amor”.

 

Resulta también indicado mencionar, que una persona puede vivir más de una relación tóxica a lo largo de su vida. ¿Quiere decir esto que tal vez, algunas personas tienen el perfil de víctimas?

La verdad es que no podemos asegurar tal ideal. En absoluto. Pero quien no ha superado bien su ruptura con alguien tóxico, puede caer en una relación con el mismo patrón.

Cabe destacar, que no debemos ver únicamente a la persona dañina centrada exclusivamente en el papel “masculino” y a la víctima en el papel femenino. El manipulador, la persona que coacciona y que maltrata, puede caer perfectamente del lado de los dos géneros. Vale la pena tenerlo en cuenta, a pesar de que, sin duda, son más comunes los casos de mujeres quienes acaban siendo el foco de la mayoría de los abusos.

Vale la pena entonces saber qué hacer para superar una relación violenta. Por tu bien y por tu salud emocional.

Terminar un capítulo de tu historia, o incluso el tomo completo es complicado. Pero a veces retomar tu vida es más complicado, escribir el primer capítulo de una nueva vida no es un trabajo sencillo, especialmente cuando se vivió una relación de pareja violenta.

¿Por qué no es sencillo terminar una relación que nos hace mal?

A continuación, algunas etapas del duelo que hacen dudar a algunas mujeres, de si volver o no con su ex pareja violenta.

– Muchas piensas que su ex pareja puede cambiar. Que lo que está ocurriendo es algo temporal, y puesto que “la ama”, tarde o temprano su conducta acabará mejorando. Es decir, se crean una visión “idealizada” de la pareja que no se relaciona con la realidad. Y si lo hizo una vez, lo seguirá haciendo miles más.

– Miedo a la soledad, al abandono o rechazo. A pesar de haber vivido una relación violenta, muchas mujeres por miedo a la soledad sienten la necesidad de retomar la relación pensando que es “mejor” eso a quedarse solas. Es algo que suele ocurrir con frecuencia, aunque parezca sorprendente.

– Temor a las consecuencias por dejar a la persona violenta. Puede existir un claro temor a cómo va a reaccionar la persona en sí.

¿A qué se enfrenta quien se liberó de una relación violenta?
violencia en la pareja
Foto: Kat Smith, Pexels.com

El mayor reto que enfrentan las mujeres al salir de una relación violenta es el “ajuste emocional”.

Quien sufrió un abuso vuelve al mundo con una enorme desorientación “¿qué haré con mi vida ahora?” Suelen preguntarse. Después de ser manipuladas y aisladas de los demás, muchas de ellas no poseen medios para sostenerse económicamente.

Lo primero que debes hacer es tomar conciencia de que esa persona NO VA A CAMBIAR, hagas lo que hagas, vayan para donde vayan no va a cambiar.

Además, debes decir “No al miedo”, esta es la barrera principal que tendrás que terminar de saltar, el primer paso fue abandonar esa relación, luego se debe continuar con valentía para no desistir.  

Si sientes que no tienes fuerzas ¡pide ayuda! No te aísles, busca a un amigo, a una compañera, a ese familiar que siempre te apoya.

Los prejuicios sociales e incluso prejuicios familiares deben ser superados. Debes tener presente, que los comentarios negativos tarde o temprano van a llegar, el no tener conciencia de ellos, puede hacerte sentir culpable por el “abandono”. Y que después pueden hacerte sentir enojada contigo misma por haber permitido ser maltratada de esa forma.

Reactivar la vida

Encontrar un trabajo también puede ser sumamente complicado, pero no imposible. Y más cuando son madres, pues necesitaran tiempo para ganarse el sustento y para la crianza en el caso de tener hijos. No obstante, siempre tendrás una mano amiga que te ayude en esos momentos, esto no debe ser motivo para mirar hacia atrás, al contrario, debes usar esta dificultad como fuerza motriz para empoderarte y salir adelante con tu familia.

relacion toxica
Foto: burst.shopify.com

Para tener un reajuste emocional completo, uno saludable y en la dirección correcta, es importante que las mujeres que han padecido de violencia por parte de sus parejas reciban un tratamiento de un especialista.

Busca la mejor manera para superar lo vivido

Un gran paso después de romper cadenas es ir a terapias. Se puede atacar el problema desde dos frentes: asistir a un grupo de ayuda o sesiones individuales.

El objetivo de la terapia individual es analizar la historia personal para encontrar la raíz del problema. Una relación violenta es equivalente a una adicción: te destruye, pero la intensidad te atrapa al hacerte creer que, con el tiempo y esfuerzo, el amor vencerá y solucionará todo.

Las terapias grupales tienen la función de acompañar y compartir vivencias con otras víctimas, con el fin de sentir apoyo y comprensión, además de aprender a contener impulsos.

Superar una relación abusiva es algo complejo, pero con esfuerzo, voluntad y el sistema de apoyo necesario, ninguna montaña será imposible de escalar.