Los métodos anticonceptivos más efectivos

Llamamos métodos anticonceptivos (o anticoncepción o contracepción) a toda acción cuyo objetivo es impedir o, por lo menos, reducir substancialmente la probabilidad de una mujer embarazarse después de una relación sexual.

Pero… ¿Cuál es el mejor método anticonceptivo?

No existe una respuesta correcta para esta pregunta. En la verdad, todos los métodos contraceptivos tienen sus ventajas y desventajas. Es fácil saber cuál es el método más efectivo, cuál es más barato, cuál es más cómodo, cuál es que dura más tiempo, etc. Ahora, la definición sobre el mejor es individual y depende del cuánto valoras cada una de esas características.

Anteriormente, a finales del siglo IXX se utilizaban métodos anticonceptivos un poco grotescos y no tan eficaces como en la edad moderna, por ejemplo, las mujeres chinas bebían plomo y mercurio para controlar su fertilidad. Asimismo, aquí en Latinoamérica, en el periodo de conquista, las españolas para evitar quedar embarazadas, introducían una esponja con vinagre en la vagina.

 

Muy raros eran los mitos que rodeaban el tema de la fertilidad en el siglo pasado, se conocer que las mujeres de esa época tenían la creencia que si hacían una especie de ritual, que era pasa tres veces por donde había orinado una loba preñada, evitarían quedar embarazadas.

No obstante, en la modernidad existen tantos métodos anticonceptivos que un embarazo no deseado no debería ser lo más común. Sin embargo, aún hay mucha gente desinformada tanto de la diversidad de métodos como de su correcto uso, bien sea por factores religiosos, prejuicios, familiares, o simplemente descuidadas.

Si bien es cierto, el único método 100% seguro para no quedar embarazada es no tener relaciones sexuales, no es la mejor respuesta que se les debe dar a los adolescentes, que son los más propensos a tener relaciones sin ningún tipo de protección. Es una edad donde las puertas de la curiosidad se abren de par en par y es cuando más preparados tienen que estar.

Lo más recomendable es dar información suficiente y de manera adecuada, darles a conocer las consecuencias, de manera la decisión de tener sexo sea madura y con total responsabilidad. No es que estas invitando o induciendo al chico o chica a tener sexo, lo estas educando, porque aunque a muchos padres les cueste creer, los hijos crecen, y en cualquier momento va a querer experimentar el sexo, lo importante es que lo haga en el momento correcto y de manera responsable.

Igualmente los adultos, si no tienen planeado un embarazo, utilizar los diversos métodos anticonceptivos que están disponibles es la mejor decisión. Además, deben tener en cuenta que algunos de ellos también te ayudan a proteger de enfermedades de transmisión sexual.

A continuación te presentamos los métodos anticonceptivos que cuentan con una mayor eficacia, para que elijas los que te parezcan más adecuados y, junto con las recomendaciones de tu ginecólogo, decidas cuál es el ideal para ti.

Condones masculinos y femeninos

El condón es un método de control de la fertilidad dentro del grupo de los métodos de barrera. Pero también es un método que disminuye el riesgo de infecciones de transmisión sexual. Es importante, resaltar que estos tienen el 82% de efectividad según la organización Planned parenthood.

Diafragma

Un diafragma es una copa flexible y poco profunda que se coloca dentro de la vagina, se le agrega espermaticida. Cubre el cuello uterino durante las relaciones sexuales para evitar embarazos. Este tiene un 88% de efectividad y no incluye ningún tipo de hormonas, una gran ventaja para quienes sufren de coagulación o tumores.

A diferencia del condón femenino, el diafragma no cubre toda la mucosa de la vagina y, por lo tanto, no es un método anticonceptivo para prevenir enfermedades de transmisión sexual.

 Pastillas anticonceptivas

Las píldoras anticonceptivas son un tipo de medicamento que debes tomar a diario para protegerte contra embarazos. Hay muchas marcas diferentes de píldoras. La píldora es segura, asequible y eficaz si la tomas siempre a tiempo. Además de proteger contra embarazos, la píldora tiene muchos otros beneficios para la salud.  La tasa de efectividad es del 99%.

Parche anticonceptivo

El parche anticonceptivo es un método anticonceptivo seguro, simple y asequible que puedes usar sobre la piel del vientre, de los brazos, los glúteos o la espalda (menos en los senos). Úsalo como indican las instrucciones, a diferencia de la píldora, este no se bebe a diario, pero si deben estar atenta de que debes colocar un parche nuevo cada semana. Este libera hormonas que protegen contra el embarazo. Es 92% efectivo.

Diu (Dispositivo Intrauterino)

El DIU es un pequeño dispositivo que se coloca en el útero para evitar embarazos. Es duradero, y uno de los métodos anticonceptivos más eficaces que existen. Tiene forma de T, las probabilidades de quedar embaraza son 1%.

Una de las mejores cosas acerca de los DIU es que duran años, pero no son permanentes. Si decides que quieres quedar embarazada o simplemente no quieres tener más el DIU, el médico lo puede retirar con facilidad. Puedes quedar embarazada de inmediato después de retirarlo.

Implantes hormonales

El implante anticonceptivo (también conocido como “Nexplanon”) es una varilla pequeña y delgada de tamaño similar al de un fósforo. El implante libera hormonas en el organismo que protegen contra embarazos. El médico coloca el implante en el brazo, y listo: tienes protección contra embarazos por un periodo de hasta 3 años. Es el método anticonceptivo para “ponerse y olvidarse”

A la hora de mantener relaciones sexuales, uno de los factores más importantes a tener en cuenta es el uso de anticonceptivos. Tanto si es con una pareja estable como si son relaciones ocasionales es importante conocer cuáles son los métodos más adecuados.

Conocerlos te permitirá tener una vida sexual más responsable, recuerda que hay unos que te ayudan a prevenir un embarazo no deseado, pero no protegen contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Así que, es recomendable indagar el tema con profundidad, y si es necesario habla con un especialista.