No creerás la enfermedad que sufre Mariah Carey

El lado bueno es que se intenta apoyar a las personas que sufren esta misma enfermedad a aceptarlo y que sean tratadas

La diva del pop admite que hace algunos años que fue diagnosticada con esta enfermedad, pero no es hasta ahora que se siente cómoda hablando al respecto. Como es natural, esto ha tomado por sorpresa a sus fans y al público en general.

Esta famosa intérprete admitió que ha ocultado este diagnóstico durante casi 2 décadas, porque no se sentía cómoda discutiendo acerca de su condición en público. La enfermedad de la que sufre es el trastorno bipolar, algo que negó durante mucho tiempo, pero en la actualidad asegura que ya puede vivir en paz con ello.

 

Las sorpresivas declaraciones salieron a la luz luego de un artículo que fue publicado en la revista especializada en farándula estadounidense, People, donde Carey se adueña de la portada, con un titular que indica lo siguiente: “Mi batalla con el desorden bipolar”. Dentro de dicha revista, se encuentra una serie de afirmaciones donde ella misma explica como el ignorar el mencionado diagnóstico se había convertido en una pesada carga al pasar de los años.

Entre las palabras que Mariah comparte destacan las siguientes:

“Hasta hace poco vivía en la negación y el aislamiento, en constante temor de ser expuesta por alguien”. Continúa diciendo: “Era una carga demasiado pesada y simplemente ya no podía hacer eso. Busqué y recibí tratamiento, coloqué a gente positiva alrededor mío y volví a hacer lo que amo: escribir canciones y hacer música”

Origen de los problemas

De acuerdo a la propia Carey, este diagnóstico se le otorgó por primera vez en el año 2001, como resultado de una crisis nerviosa que la obligó a internarse en un hospital. Además, cuenta cómo en ese mismo período de tempo sufrió una recaída mientras apenas salía de ese primer episodio donde tuvo que ser internada. Otra de las cosas que esta famosa cantante confesó es la clase de trastorno mental que sufre, este es “bipolar tipo II”, uno que se distingue por ser menos agresivo.

No obstante, es necesario aclarar que a pesar de que la naturaleza de este tipo de bipolaridad es no es tan severo como otros, este tiene el potencial para ser peligroso, ya que, una de sus características son los episodios depresivos durante un tiempo promedio de dos semanas, al igual que fases maniacas que pueden durar hasta días.

Vivir con bipolaridad

Con respecto a este tema la intérprete de “Hero” asegura esto: “Hallar el equilibrio adecuado es lo más importante”, con lo cual además hace referencia en que la actualidad recibe un tratamiento que le permite no tener cambios notorios en su comportamiento.

La ganadora del Grammy, que como dato curioso tiene ascendencia venezolana, continúa abriendo su corazón: “Ahora mismo estoy en un buen lugar, en el que me siento cómoda discutiendo sobre mis problemas con el trastorno bipolar II. Tengo la esperanza de que podamos llegar un lugar donde no haya estigma para las personas que pasan por algo así”.

Asimismo, no ha sido fácil para ella padecer de esta enfermedad estando en la industria del entretenimiento, asevera que por mucho tiempo se encontró: “trabajando, trabajando y trabajando; estaba irritable y tenía miedo constante de decepcionar a la gente… algunas veces golpeaba las paredes. Mis episodios depresivos se caracterizaban por tener muy poca energía y sentirme sola y triste, incluso culpable por no hacer lo que necesitaba para mejorar mi carrera”.

Adicionalmente, Carey, que es considerada como una de las mejores voces femeninas en la historia de la música pop, compartió con sus seguidores en Instagram la portada de la revista People que protagoniza. En el post se puede leer: “Estoy agradecida de poder compartir esta parte de mi camino con ustedes”.