Padres de hijos exitosos tienen estos 9 aspectos en común

El ser padres significa un acto de equilibrio muy delicado. En las manos de los padres esta que el hijo crezca sano y feliz, por otro lado, lo deben animar a que viva experiencias que nutran su espíritu y empujarle al éxito.

Pero existen muchas interrogantes con respecto a ese último punto que la mayoría de los padres se hacen, por ejemplo, ¿cómo garantizar el éxito de nuestro hijo? ¿Están algunos niños genéticamente inclinados a alcanzarlo o está en los padres de desempeñarse para asegurar que sus hijos logren el éxito en la vida? Es por su naturaleza o por su nutrición, es el debate que está sobre el tapete desde hace mucho tiempo.

Pero más allá de la inclinación que tengamos sobre el debate, sabemos que una crianza sana y exitosa va a jugar un papel muy importante en el desempeño del hijo para alcanzar sus objetivos, – El entorno en el que creció un niño puede tener un efecto o una influencia duradera en su forma de hablar, comportarse y responder a las cosas que lo rodean- artículo Nature vs Nurture debate de Sarah Mae Sincero.

 

Muchos estudios se han realizado y todos dan por sentado que, buenos padres dan como resultado a hijos potencialmente capacitados para triunfar en la vida. He aquí algunas de las reglas en común que los padres de hijos exitosos aplican:

Les asignan tareas en la casa

Investigaciones indican que los niños que tienen un conjunto de tareas que realizar tienen mayor autoestima, son más responsables y son más capaces de lidiar con la frustración y retrasar la gratificación, todo lo cual contribuye a un mayor éxito en la escuelaBeneficios de las tareas del hogar, The Center for Parenting Education.

Involucrar a los niños en las tareas del hogar desde temprana edad, merece toda la pena que puedas causarle al niño, además de quejarse al principio, el niño aprenderá valores de responsabilidad, se sentirá conectado y un importante contribuyente para la familia. Lo que se está haciendo es equipar a los hijos para la independencia en el mundo exterior.

Les enseñan lo importante de ser buenas personas.

En este sentido los padres de personas exitosas no solo les exigieron un buen rendimiento académico, también les inculcaron el respeto hacia los demás. Enseñan que la base de una buena persona es el respeto y gratitud hacia aquellos que nos rodean. Un estudio de la Universidad de Pennsylvania que siguió a niños desde la edad preescolar hasta los 25 años, demostró que el éxito académico y laboral no necesariamente estuvo en quienes de pequeños tenían mejores notas, sino en quienes construyeron mejores relaciones con sus pares. Este estudio también concluyó que aquellos con comportamiento egoísta tenían más posibilidades de meterse en problemas.

Tienen altas expectativas de sus hijos

Tener altas expectativas de sus hijos es una clave fundamental para el éxito como padres. Es muy probable que los niños logren alcanzar las expectativas de sus padres cuando son claramente expresadas y sobre todo cuando se mantienen dentro de lo realista.

Lo revela el estudio de Harvard Family Research ProjectLos padres que tienen altas expectativas en sus adolescentes, que lo comunican claramente y los animan a trabajar duro para lograrlo, pueden hacer una gran diferencia en el éxito de los estudiantes

Sucede lo mismo que en el deporte, bajas expectativas = bajo rendimiento, altas expectativas = alto rendimiento. No se trata de ser ultra exigentes, se trata de describirles bien claro a los hijos, las expectativas que se tiene en ellos y como estas le señalarán la dirección hacia el éxito.

Les ayudan a desarrollar habilidades para afrontar las cosas

Los niños deben aprender a bien manejar la ira, la no gratificación y la rápida solución de los conflictos, para poder alcanzar el éxito deseado. Una falta en el desarrollo de cualquiera de estas habilidades, puede resultar en mayores preocupaciones sobre salud mental y el bienestar de los niños.

Sus hijos conocen los fracasos

Una clave importante de los padres de hijos exitoso, es que saben manejar y minimizar los riesgos del fracaso en sus hijos –mas no de eliminarlos.

No importa la edad del niño, dejarlos a que traten y fallen es una gran enseñanza, si bien, es bastante difícil para algunos padres, como lo explica la escritora del libro The Gift of Failure (El regalo del fracaso) Jessica Lahey: estamos más preocupados de criar hijos felices que hijos competentes y autónomos. Además, Lahey asegura que los niños criados por padres controladores o exigentes no podrán completar tareas o asimilar fracasos por ellos mismos, a diferencia de aquellos hijos de padres que se apoyan en la autonomía del niño para dejarlo realizar las diferentes tareas, mismo si el niño experimenta frustración. Enseñarles que el fracaso es parte de la vida trae importantes valores para el desarrollo de la personalidad del niño, como los son el buen carácter y la resiliencia.

Aseguran buenas habilidades sociales en el niño

Hoy día, la inteligencia social es tan importante como la intelectual. Volviendo al mismo estudio realizado en la Universidad de Pennsylvania a al menos 700 niños, donde lanza que aquellos niños que fueron socialmente competentes fueron más propensos a obtener un título universitario y a tener un trabajo estable a la edad de 25.

Es esencial enseñarles a los hijos lo importante que es la cooperación con sus pares y sobre todo lo importante que es estar involucrado socialmente, NO en redes sociales, sino más bien en el intercambio genuino con las diferentes personas de su comunidad, de su escuela o su entorno de vida.

Valoran el tiempo que dedican al niño desde muy pequeños

La cantidad de tiempo que pasa un padre con su hijo, dice poco de cómo se desarrollara el niño, de su conducta o de los logros que este vaya a realizar. Es la calidad del tiempo que los padres pasan con sus hijos lo que cuenta.

Los padres deben fijarse siempre como prioridad mantener un lazo estimulante con el niño. La clave es estar envueltos honestamente y motivados cuando se encuentran compartiendo con su hijo.

Desarrollan la tenacidad y la valentía en los niños

Acá viene a relucir el equilibrio que los padres deben sostener para lograr el desarrollo de la autonomía del niño. Guiarlos sanamente para que alcancen sus objetivos, sin caer en la sobre protección de los hijos, lo que les robará la capacidad de centrarse y de ir a la acción. En la crianza exitosa los padres empujan al niño a identificar sus propias fortalezas, debilidades, preferencias y gustos.

Aplican las tres prácticas de la crianza exitosa: Firmes, Justos y Amistosos

Las consecuencias de un mal comportamiento deben ser claramente establecidas al niño y deben ser adecuadas al tipo de comportamiento indeseado. Un castigo severo podría ser innecesario, y no es compatible con las técnicas antes expuestas. La astucia de los padres juega un rol importante, se tiene que mantener un tono firme en la comunicación, sin alejarse de lo amistoso y demostrar que se está abierto al dialogo.

La crianza exitosa trae consigo niños exitosos, que a su vez se convierten en adultos exitosos, esto no es por azar. Es un trabajo mutuo de coordinación y buena intención de los padres.

Referencia: LifeHack, Parents Of Successful Kids Do These 10 Things In Common, Science Finds, Foto PixaBay