Preparar leche de almendras

Cómo preparar leche de almendras en casa

Los aportes nutricionales de la leche de almendras ya no son un secreto para la mayoría de nosotras, y los muchísimos beneficios que la leche de almendras nos brinda si la consumimos a diario son realmente reconfortantes. Ademas es buenísima si lo que quieres es perder peso y no quieres dejar de tomarte esa taza de café con leche con mucha espuma por las mañanas.

A continuación te explicamos paso a paso como preparar leche de almendras casera.

Que necesitas:

  • 1 taza de almendras al natural, si son orgánicas mejor pero no es indispensable, queda a tu criterio.
  • 700 mililitros de agua filtrada, esta cantidad varia según tu gusto, hay recetas que te piden 600 mililitros, realmente depende de tu gusto. A medida que vas ingiriéndola tu misma le iras agregando o reduciendo la cantidad de agua que mejor se adapte a tu gusto.
  • Una licuadora
  • Malla para colar y exprimir las almendras. Yo utilizo la bolsita de tela de algodón para hacer queso, la encontré en la tienda de accesorios de cocina. Ya existen en el mercado una cantidad de modelos, acá algunos ejemplos de estas bolsitas.
  • Recipientes con boca ancha donde vas a escurrir y exprimir las almendras. Botella con tapa para conservar.
  • Opcional: Canela, extracto de vainilla, sirope de arce o miel al gusto. Esto es por si quieres darle un gusto en particular y si la prefieres un poco dulce. Yo la prefiero solo con un poco de canela.

Preparación:

Lo primero que debes hacer es poner a remojar las almendras en agua corriente durante toda la noche, o
por lo menos durante 8 horas. Mientras mas tiempo las dejes en agua mas cantidad de leche puedes sacar.Llena el recipiente de agua hasta que sobrepase las almendras y déjalas en el refri.

 

 

Luego cuando ya sea el momento de hacer la leche, debes escurrir las almendras y lavarlas. Desecha el agua donde estuvieron en remojo.

 

Después que las almendras han sido lavadas y escurridas, debes pasarlas a la licuadora con los 700 ml. de agua, y licua por los menos durante 2 minutos según la potencia de tu licuadora.

 

Ya tienes la leche ahora tendrás que colarla, prepara tu malla en un recipiente y empieza a verter la leche. A medida que va colando toda la leche, puedes mover con una cuchara.

Luego procedes a exprimir la malla para que salga lo máximo posible del liquido y la pasta de almendras quede lo mas seca que puedas.

preparar leche de almendras

La pasta de almendra molida que te queda, la puedes colocar en bolsitas y congelar para luego preparar ricas recetas, como galletas, tortas y hasta salsas.

Una vez que ya exprimiste lo máximo, vierte la leche de almendras en la botella y agrégale, si lo prefieres los sabores a tu gusto.

Listo, ya puedes disfrutar de esta deliciosa bebida recién preparada o conservar en el refri por 2 ó 3 días. Recuerda siempre tienes que agitar bien antes de servir la leche.

preparar leche de almendras

Yo utilizo por decisión personal la leche de almendras como sustituto de la leche de vaca. Realmente es super versátil y nuestro café con leche de las mañanas ahora tiene un nuevo sabor que nos encanta!. Igualmente es esencial para preparar la deliciosa leche dorada, bebida que ya ganó terreno al chocolate caliente entre mis chicos… Delish!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *