Problemas de comportamiento en tus hijos que no debes ignorar

Si eres madre o padre, no debes ignorar estos problemas de comportamiento

No es un secreto, todos los niños se comportan mal de vez en cuando, y algunos desarrollan problemas de comportamiento temporales como resultado de diferentes situaciones que les causan estrés.

Sin embargo, según MedlinePlus, el mal comportamiento de un niño puede indicar un problema grave si su temperamento se ha vuelto excesivamente hostil, agresivo, o perturbador, y si este cambio dura más de 6 meses. Igualmente, otro indicador de que tu niño tiene problemas de conducta, es cuando el comportamiento de este no es apropiado para su edad. Esto no es algo para reírles o ignorar.

Entender más acerca de la psicología infantil ayuda a los padres a determinar si la conducta de su hijo es normal o no. Aparte de eso, mantener un ojo en estos 6 problemas de comportamiento en tus hijos te ayudará a decidir cuándo es tiempo de buscar ayuda con un profesional, antes de que todo empeore:

 
1. Poco control de los impulsos

Los niños pequeños suelen ser impulsivos y constantemente tienen problemas para regular sus emociones, lo cual es perfectamente normal. Pero la impulsividad y la incapacidad para controlar la ira en los niños mayores podría indicar un problema mayor, que puede presentarse en desobediencia y hostilidad hacia los demás.

Alrededor de uno de cada diez niños se cree que tienen trastorno de oposición desafiante, que se caracteriza por la ira, irritabilidad, berrinches y desobediencia.

Si observas este comportamiento en tu hijo, asegúrate de buscar ayuda de un terapeuta infantil o médico. Las causas de este trastorno son de naturaleza psicológica, o incluso neurobiológica según algunos estudios.

2. Fallas al prestar atención e hiperactividad

Si tu hijo muestra problemas obvios en la falta de atención, esto podría indicar trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Se cree que este trastorno ocurre en alrededor del 5% de los niños en el mundo y las causas del mismo no son muy conocidas, pero los investigadores coinciden en que el trastorno es de naturaleza neurológica. El TDAH se caracteriza por la incapacidad de mantener la atención, problemas con el control de la conducta y dificultades sociales.

Con el tratamiento precoz que implica medicamentos y terapia, los niños con TDAH pueden mejorar y encontrar más fácil enfocarse, controlar sus impulsos, y esto les ayudará a desarrollarse mejor personalmente y en la sociedad.

También puedes leer: «La Ballena Azul» el peligroso reto que niños alrededor del mundo están jugando

3. Falta de respeto hacia los otros

Algunos niños muestran falta de respeto hacia sus padres, otros adultos, y sus compañeros. La falta de respeto podría significar que tu hijo está afirmando su independencia o que están probando sus límites. Mientras que ser grosero es normal para un niño, los padres tienen la responsabilidad de corregir ese comportamiento y reaccionar apropiadamente para evitar que este se convierta en un hábito.

Dependiendo de la edad del niño y de lo que están tratando de lograr mostrando falta de respeto, un padre puede hacer varias cosas. Pueden ignorar al niño para disuadirlos de comportarse de manera irrespetuosa, o corregirlos y mostrarles un modelo de comportamiento respetuoso. Claro está que la mejor manera de enseñarle a los niños es a través del ejemplo.

4.  Quejarse excesivamente
hijos rebeldes
PixaBay

Un problema de comportamiento que puede pasar desapercibido para la mayoría de los padres, especialmente en los niños en edad preescolar, es la queja excesiva. Mientras que es normal que los niños pequeños se quejen y griten de frustración, algunos niños utilizan este tipo de exhibiciones emocionales como manera de manipulación para conseguir lo que quieren.

Este comportamiento es simplemente un resultado del condicionamiento cuando los niños notan a temprana edad que reciben la atención que desean cuando arman un berrinche. Si deseas evitar que tu hijo tenga este tipo de actitud, la pediatra Laurel Schultz aconseja a los padres que presten atención a sus hijos cuando no están angustiados.

Lloriquear podría indicar que tu hijo se siente descuidado. Pero no seas duro contigo mismo. Muchos padres hoy luchan por tener suficiente tiempo para satisfacer todas las necesidades de sus hijos.

5. Los berrinches frecuentes

Cada niño sano lanzará una rabieta cuando sientan que algunas de sus necesidades no están siendo satisfechas, o cuando pasan por ansiedad. Pero los berrinches frecuentes por aparentemente ninguna razón podría ser una señal de que el niño está luchando con problemas más profundos.

Por ejemplo, el autismo se caracteriza por la rigidez y el comportamiento repetitivo, y cuando algo interrumpe el rígido conjunto de reglas del niño, se produce una rabieta. Los berrinches en niños en edad escolar pueden indicar dificultades de aprendizaje, ansiedad e incluso ser uno de los signos de depresión.

Si sientes que los berrinches de tu hijo son excesivos,  lo mejor que puedes hacer es consultar a un profesional que los podría ayudar a llegar a las causas de raíz.

6. Salir mal en la escuela

Todos los padres quieren ver a sus hijos sobresalir en la escuela, pero a veces los niños pueden tener dificultades con el aprendizaje y esto puede afectar su autoestima y causar estrés excesivo. Saber qué es el estrés, y las consecuencias del estrés incontrolado, te ayudará a entender por qué es importante controlarlo en tus hijos.

Abordar el tema también ayudará a determinar si tu hijo tiene una discapacidad de aprendizaje. Sin embargo, si el niño muestra una caída repentina en el desempeño escolar, esto podría ser una señal reveladora de que están estresados, deprimidos o posiblemente incluso siendo abusados.

Debes sospechar el abuso si tu niño es retirado, inseguro, y muestra otros cambios de comportamiento.

La mayoría de los niños se comportan mal y muestran problemas de comportamiento a medida que pasan por la fase de la infancia. Sin embargo, conocer que es lo que es normal y lo que no cuando se habla de comportamiento en los niños puede ser difícil. Como regla general, cualquier cosa excesiva, perturbadora o inapropiada para la edad de un niño podría indicar problemas de comportamiento.

Si sientes que tu hijo está experimentando el estrés, o que muestra signos de depresión, debes consultar con un profesional para investigar las causas y corregir el comportamiento, antes de que este se haga un hábito.

Fuente: YourTango, 6 Child Behavioral Problems That Parents Should NEVER Ignore, por Donna Begg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *