Qué es el Asperger y lo que puede acarrear para los niños

Síndrome Asperger : signos y síntomas

Se trata de un síndrome que se encuentra dentro de los Trastornos del Espectro Autista (TEA), y a pesar de que es uno de los más comunes, también es de los menos conocidos. Aquí te explicaremos todo lo que necesitas saber.

Según el portal especializado en salud infantil KidsHealth, esta condición se puede resumir en lo siguiente: “El síndrome de Asperger es un tipo de autismo. El autismo afecta la manera en la que una persona interpreta el idioma, se comunica y socializa”.

 
Aspectos generales del Asperger

Este síndrome es una condición relativamente nueva, ya que se reconoció por primera vez dentro de la comunidad científica en la década de los 90, pero es en el nuevo milenio, específicamente en el 2013 donde se incluye como parte del TEA. En resumen, se puede decir que los Trastornos del Espectro Autista y el síndrome de Asperger como tal, son alteraciones que afectan al neurodesarrollo de los niños. Pero esto no quiere decir que su funcionamiento neuronal y aspecto físico sea diferente al individuo promedio, de hecho, tienen una apariencia e inteligencia estándar y en ocasiones hasta superior a la media.

reconocer el Asperger

Asimismo, es importante mencionar que los niños que tienen este tipo de trastorno tienen poco entendimiento del mundo social y sus códigos, por esta razón, puede que presenten comportamientos inapropiados en escenarios donde no se permite realizar cierta acción, como por ejemplo: gritar mientras se está en una biblioteca. Como es de imaginarse, este tipo de conducta acarrea resultados negativos en su interacción con otros individuos. A pesar de que la persona con Asperger no posee ningún tipo de retraso en el desarrollo del lenguaje, de hecho suelen tener buena gramática y vocabulario avanzado en edad temprana, esto no los ayuda a decodificar los mensajes en contextos sociales, es decir, toman todo de manera literal.

Los síntomas y signos

Se debe empezar aclarando que cada individuo que tiene asperger es diferente, pero hay un patrón que siempre se repite: dificultades para interactuar en contextos sociales, en especial con otras personas dentro de su mismo grupo de edad. Al igual que la alteración en el lenguaje no verbal, inflexibilidad cognitiva y comportamental, así como impedimentos para la abstracción de conceptos y la interpretación literal del lenguaje. Otros síntomas pueden ser: dificultad en el ritmo de conversación y alteración de la entonación, volumen y el timbre de voz.

De la misma manera, según KidsHealth hay otros síntomas y signos que te ayudarán a identificar mejor esta condición:

  • Interacciones sociales mínimas o inadecuadas.
  • Conversaciones que casi siempre tratan sobre sí mismos en lugar de los demás.
  • Lenguaje “cifrado”, “robótico” o repetitivo.
  • Problemas para leer, escribir y para la matemática
  • Obsesiones con temas complejos, como ciertos patrones visuales o musicales.
  • Movimientos extraños.
  • Comportamientos y gestos extraños.
Claves para sostener una buena relación

como reconocer el Asperger

Las relaciones sociales para los niños que presenten este tipo de trastorno son fundamentales, ya que a través de la interacción y contacto humano podrán desarrollar de una manera más eficaz  sus capacidades para navegar en la sociedad. Consecuentemente, los conocedores del tema aseguran que hay ciertas acciones que se pueden ejecutar para ayudar a mejorar las aptitudes sociales de los niños con asperger, estas son: dirigirse a ellos con frases claras y directas, ser pacientes al momento de explicar un consejo y entender que su comportamiento puede que sea diferente.

Por otro lado, es vital que el diagnóstico del asperger se haga en una edad temprana, ya que esto le permitirá hacer a la familia del niño los ajustes necesarios para crear un ambiente adecuado, con un nivel educativo acorde a sus necesidades, para así aprovechar al máximo sus capacidades intelectuales a través de un sistema de aprendizaje que maximice lo positivo y reduzca lo negativo. De esta manera el niño podrá tener una vida normal a nivel social, personal y emocional.