¿Sabias que la mujer puede tener hasta 10 tipos de orgasmos? Entérate como lograrlos

Montaña rusa del placer femenino: Conoce 10 tipos de orgasmos femeninos y claves para alcanzarlos

 Para muchas mujeres alcanzar el climax es casi un mito, pero eso se terminó. A partir de ahora la pregunta no será si has llegado, sino en qué zona lo has disfrutado. Mientras sonríes de placer él se preguntará ¿de qué tipo habrá sido?

Como mujeres hemos sido equipadas con la capacidad de tener diferentes tipos de orgasmos, con diferentes sentimientos y diferentes niveles de intensidad asociados. Sin embargo, para muchas mujeres, disfrutar de relaciones sexuales óptimas les resulta bastante complicado, y con esto me refiero a alcanzar el máximo placer “el orgasmo”. Existen diferentes factores que pueden incidir: anatómicos, físicos, sensoriales o mentales. Para conocer más sobre estos factores puedes leer nuestro artículo: 7 aspectos que debes conocer si no logras llegar al placer total.

Las mujeres no necesitan tener un orgasmo para lograr el éxito en la reproducción, por lo que el orgasmo femenino, además de ser difícil de alcanzar para muchas, también está mal entendido y poco estudiado.

 

Para las mujeres el tema del orgasmo es distinto al de los hombres, ya que el de ellos siempre se presenta de manera lineal (deseo, excitación, orgasmo).

En cambio para nosotras, el tema es como una montaña rusa, un sube y baja de emociones y sensaciones; aquí a aparte de la excitación y el deseo también se correlacionan las caricias, el cariño, los besos, las miradas, entre otras cosas.

orgasmos de chicas

Asimismo, el universo del orgasmo femenino no se queda en la dicotomía de clímax clitoriano o vaginal, hay muchos otros orgasmos para disfrutar, conócelos a continuación.

Los 10 tipos de orgasmos femeninos
  1.  Orgasmo por estimulación de senos y pezones: Según un estudio publicado en la revista Science of relationships, algunas mujeres afirman ser capaces llegar al clímax sólo mediante las caricias en sus senos y pezones. Más allá de la excitación que pueda sentirse y de las terminaciones nerviosas que pueblan la zona, se investigó si existe una relación fisiológica que lo explique. Y sí, la conclusión de los investigadores fue que estimular el pezón activa la misma zona del cerebro que activa el clítoris, la vagina, y la parte interna de la vagina.

 Es aconsejable que se tomen su tiempo, es importante que se le dé importancia al proceso para lograr un buen resultado. Y para ello, necesitas tener buena comunicación con tu pareja, decirle el placer que te causa cuando el pasa su boca por tus pezones. También, las caricias en los senos, lamer, succionar y apretar son claves para alcanzar el orgasmo.

 

  1. Orgasmo oral: Los besos pueden llegar a ser tan excitantes o más que la propia relación sexual, siempre y cuando se sepan dar. Siendo los labios una de las zonas más erógenas del cuerpo, por su abundancia de terminaciones nerviosas. Además, un beso combina tres sentidos: gusto, tacto y olfato. Si llegan a obtener agradablemente los tres sentidos a la vez, la pasión está asegurada; provocando una excitación intensa en los órganos íntimos, llegando incluso al orgasmo. 
  1. Punto U: Se habla poco de éste punto, pese a que la intensidad de orgasmo puede ser similar al del punto G. Se trata nada más y nada menos que… ¡de la uretra! Se encuentra rodeada por el clítoris, un órgano de placer lleno de terminaciones nerviosas, por lo que se hace muy placentero estimular esta zona.

De forma individual, la mujer puede estimularlo con caricias circulares de arriba abajo. En cambio, en la relación sexual, la forma más fácil de acceder a este órgano, es separando los labios vaginales, para que la pareja hago lo suyo con la lengua.

  1. Orgasmo anal: Aunque se sigue viendo como un tabú, el sexo anal puede proporcionar orgasmos muy intensos, ya que esta área esta colmada de terminaciones nerviosas.

El principal inconveniente que tiene este tipo de práctica sexual, es el miedo al dolor, ya que a diferencia de la vagina, el ano no tiene esa lubricación. Por eso, es imprescindible, primero una buena comunicación con la pareja, LUBRICACIÓN, tener mucha creatividad en los juegos previos y especialmente “relajación”.

Un consejo, tu pareja primero debe acariciar y estimular el anillo externo para que estés lista, para la penetración. Además, es fundamental, la higiene, el ano debe estar limpio, se recomienda el uso de un “enema” antes de tener sexo anal.

  1. Punto A: La vagina cuenta con una zona extremadamente sensible, que se podría comparar con el famoso “punto G”. El “punto A” se encuentra a unos 7.5 centímetros de los labios vaginales, entre el punto G y el cuello del útero, muy cerca de la vejiga.

  La estimulación del punto A desencadena una prolongada lubricación de las paredes vaginales, un nivel de excitación muy alto, y en poco tiempo, la posibilidad de disfrutar un gran orgasmo.

Para encontrarlo, la forma más sencilla es introduciendo el dedo índice y haciendo el gesto de “ven aquí”. Ante todo, es importante tener paciencia y mantenerse relajada, y si estas en pareja, la confianza y complicidad en la cama son claves.

  1. Orgasmo clitoriano: Casi todas las mujeres son capaces de tener un orgasmo clitoriano, de hecho, la mayoría sólo siente este tipo de orgasmo. Esto se debe a la facilidad de obtenerlo, ya que con sólo acariciar el clítoris la excitación se vuelve mucho más intensa y fácil. Bien sea con rozarlo, utilizar un juguete sexual, el sexo oral o la fricción con el pene.

Cabe destacar, que el clítoris es mucho más grande de lo que parece, puede medir de 7 a 12 cm, por ende sólo vemos una pequeña parte de él; además posee alrededor de 800 terminaciones nerviosas.

  1. Orgasmo mental: Recuerda esto “el cerebro es el órgano sexual más poderoso”. Un estudio de la Universidadde Rutgers, en New Jersey, comprobó que las mujeres pueden tener orgasmos mentales, es decir, sólo con estimular los pensamientos y la respiración. Este tipo de orgasmo puede ocurrir a través de la estimulación de pensamiento por medios visuales y auditivos (lectura, películas, canciones, entre otros). Asimismo, también se puede lograr con la imaginación, por los sueños eróticos o la práctica de ejercicios muy intensos.

¿No te parece maravilloso tu cuerpo?, ahora que sabes de tus diferentes zonas erógenas para obtener placer, queda tener una buena comunicación con tu pareja para que ambos aprendan a trabajar en conjunto  y mejorar el placer sexual, y por ende la relación.

 

Ten en cuenta que la clave del éxito para conseguir estos tipos de orgasmos, al igual que el deporte, es el entrenamiento, así que ¿por cuál empezarás hoy?

Fuente: SuMedico

Cargando...