Saltarse el desayuno es perjudicial para el corazón, la ciencia lo confirma

Saltarse el desayuno podría ser un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares

Desayuna como reina, almuerza como princesa y cena como mendiga. Muy acertado ese refrán, ya que el desayuno, aunque subestimado por muchas personas, es la comida más importante del día.  Si eres de las que sale de su casa con solo una taza de café en el estómago, en esta entrada de Mamá y Mujer También, te hablaré de los efectos negativos en el organismo que causa no desayunar. De manera, que reflexiones acerca de tu estilo de vida, e incorpores este hábito tan importante en tu rutina diaria.

Indispensable para el equilibrio alimenticio, la importancia del desayuno radica en que permite reconstruir las reservas para afrontar la jornada. No tomar un buen desayuno equivale a exponer a debilidad, y si este mal hábito se prolonga podría ser perjudicial para la salud.

 
Por falta de tiempo o de apetito nos perdemos los beneficios de un buen desayuno

La mayoría de las personas no desayunan por falta de tiempo, porque no sienten apetito en la mañana o porque creen que saltarse esta comida es una buena forma de restar calorías a su dieta para bajar de peso. Sin embargo, en la mayoría de los casos, esto es todo lo contrario, la gente que no desayuna tiende a engordar, debido a que aguantan hambre durante toda la mañana, cuando llega la tarde y la noche ingieren mucha comida para saciar el hambre y por lo general la actividad física importante ya ha pasado. Por lo que las calorías consumidas tardan mucho en quemarse.

No obstante, no desayunar causa muchas otras complicaciones en el organismo, como cambios en el estado de ánimo, deficiencia en la memoria, niveles de energía bajos, obesidad, y un reciente estudio ha demostrado que las personas que se saltan el desayuno ponen en riesgo sus arterias.

No desayunar puede tener los mismo efectos que el sedentarismo

Desayunar bien no solo es importante, sino que tomar un desayuno pobre o dejar de desayunar puede considerarse un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares al igual que el tabaco, el colesterol y el sedentarismo.

Así lo advirtió un estudio publicado en The Journal of American College of Cardiology.

El estudio explica que desayunar unas cien calorías, es decir, menos del 5% de las 2.000 calorías diarias recomendadas para una dieta balanceada, duplica el riesgo de lesiones ateroscleróticas.

La investigación, liderada por Valentin Fuster, director del hospital estadounidense Mount Sinai Heart y redactor jefe de la publicación; hizo un seguimiento durante seis años a 4.000 personas de mediana edad que fueron controladas para determinar la prevalencia y progresión de las lesiones ateroscleróticas latentes.

Desayunos bien potentes

El objetivo del estudio, que se ha realizado, era caracterizar la asociación entre diferentes patrones de desayuno y los factores de riesgo cardiovasculares, y en particular si saltarse el desayuno normal se asocia con aterosclerosis.

el desayuno saludable con huevo
Foto: Pixabay

En este trabajo el 20% de los participantes tomaba un desayuno con alto valor energético, el 70% un desayuno de bajo valor energético y el 3% desayunaba muy poco o nada.

“Este último grupo tiende a tener hábitos alimenticios menos sanos y una mayor prevalencia de factores de riesgo cardiovasculares” dijo Fuster.

Con la ayuda de la tecnología de ultrasonido (ecografía) vascular, los investigadores observaron que los que se saltaban el desayuno tenían dos veces más grasa en las arterias que aquellos que si comían al levantarse.

Y todo ello, independientemente de la presencia de factores de riesgo y hábitos de vida poco saludables.

En conclusión, el desayuno es la primera fuente de energía que debe recibir el cuerpo luego de las 8 0 10 horas de ayuno nocturno y es fundamental romper ese ayuno para conseguir que el organismo se active e inicie sus funciones metabólicas, que le permitirán trabajar correctamente durante todo el día, y te sientas con energía y vitalidad.

Referencia Infobae