9 Signos de padres tóxicos que no notamos a primera vista

Estamos siendo padres tóxicos o lo fueron nuestros padres?

Generalmente los padres hacen todo para brindarles a los hijos una buena educación, una vida feliz y saludable. Trabajan fuerte para satisfacer las necesidades y cumplir con todas las responsabilidades que tienen para con sus hijos, pero mismo estas personas pueden hacer gestos negativos o errores sin darse cuenta.

Lamentablemente hay padres que van más allá de los gestos o errores ocasionales y terminan en el bando de los padres tóxicos.

Reconocer en la siguiente lista los errores que probablemente vivimos con nuestros padres ayuda para trabajar en ello y evitar que dichos comportamientos tóxicos se repitan con nuestros propios hijos.

 

Padres que no dan afirmación y seguridad

Muchos padres piensan que dar amor frío hará que sus hijos sean capaces de soportar mejor los infortunios de la vida. En realidad, puede que esta táctica resulte positiva. Pero también es muy probable que pueda crear todo lo contrario en el joven. Lo que va a derivar en un adulto inseguro y frágil, que se va a desmoronar ante cualquier ligero rechazo.

Tal como se menciona en Psicología y MenteEl cariño del hogar puede ayudar a pasar los malos ratos y crea vínculos afectivos que luego el niño aprende.

Ser poco afectuosos no debe ser la manera de enfocarse, si se quiere que el niño obtenga la seguridad y afirmación que necesita para ser un adulto bien formado.

Los que critican demasiado

Es normal escuchar cítricas de nuestros padres cuando hacemos mal ciertas cosas. Incluso gracias a estas críticas podemos aprender muchas de las cosas básicas de la vida.

Pero hay padres que llegan al extremo tóxico al criticar todo lo que hacen sus hijos porque piensan que así no cometerán errores graves y costosos. Aquí se incluye, el reprochar, censurar y condenar cada gesto del niño.

Desafortunadamente esta conducta tóxica puede hacer que los hijos estén siempre a la defensiva y desarrollar en ellos una personalidad hostil y desconfiada.

Siempre quieren nuestra atención y compañía

Cuando los roles de padre-hijo se dan vuelta y nos encontramos en la situación de que estamos atendiendo a nuestra madre o padre, como si ellos fuesen los hijos. Es decir los acompañamos el máximo de tiempo posible en sus actividades y vida cotidiana. Nos ubicamos aquí en aquellos padres tóxicos que usan a sus hijos como sustitutos parentales de ellos mismos. Cuando el pequeño o el joven dedica el tiempo y energía exclusivamente con sus padres, deja de lado el aprendizaje o las actividades que de niño debe experimentar.

Padres saludables dan el espacio necesario a sus hijos, poco importa lo difícil o complicados que sean sus problemas, simplemente los dejan ser ellos mismos.

Hacen muchas bromas sobre ti

Muchos padres suelen hacer bromas sobre sus hijos, bromas que pueden ir desde las más inocentes de la infancia, hasta pasar por las bromas de la manera de como te vistes. Recuerdo que mi padre solía hacer chistes de mi manera de maquillarme, pero siempre supe que era en realidad su manera de decirme – no me gusta el color de pintalabios que llevas. Esto es normal.

Pero cuando estas bromas son demasiado constantes y llegan al extremo de hacernos sentir mal, es que se han convertido en tóxicas y son un gran problema que debemos enfrentar. En una relación sana, si un padre tiene alguna inquietud hacia su hijo, debe basarse en le respeto y la honestidad, mas no en la crítica o en las bromas.

Nos hacen creer que merecemos un maltrato

Si creciste pensando que has merecido el maltrato físico o emocional de tus padres, puede que aun de adulto encuentres normal el maltrato de otras personas. En este sentido los padres tóxicos pueden ser bien astutos para hacernos creer que sus actos son legítimos y que debemos soportarlo por el simple hecho de que son nuestros padres.

Esta terrible situación generalmente deja al niño con una angustia interna, que puede desembocar en peores comportamientos de adulto. Este punto no necesita mucha explicación, ya que ningún tipo de maltrato debe ser parte de la crianza de un niño.

Aquellos que siempre interponen sus sentimientos

Todos sabemos que obviamente son los padres los que deben tomar las decisiones de la familia, desde lo que llevan para comer en la escuela los niños, hasta donde ir de vacaciones. Pero otro gran problema que pueden enfrentar los hijos de padres tóxicos, es que algunos siempre interpondrán sus sentimientos, gustos y maneras durante toda la vida de los hijos, poco importa si las decisiones vayan a reprimir los sentimientos del niño. Y esto puede ir hasta que alcancemos la adultez.  Los padres tóxicos pueden manipularnos para siempre conseguir que hagamos todo de acuerdo a sus sentimientos.

En un núcleo familiar basado en el respeto y el amor, tomar decisiones consultando a todos los miembros de la familia incluso a los niños, es una excelente táctica que enseñará a los hijos el respeto hacia los demás y les dará la seguridad para tomar decisiones en el futuro.

También puedes leer, 7 malos hábitos que están dañando tu vida

 Los que manipulan con dinero o regalos

En un sentido común, es normal que alguna vez en su vida un niño haya experimentado una manipulación de parte de sus padres. Pero las personas tóxicas suelen acudir a la manipulación por medio de regalos o dinero una y otra vez. Los padres con esta conducta tóxica manipulan a sus hijos de esta manera incluso cuando son adultos. Si el hijo no hace lo que ellos quieren, pues recurren al sentimiento de culpa, haciéndole sentir culpable por -todo lo que le han dado- y el no “valora”.

Por el contrario, los padres sanos demuestran a sus hijos que su amor es incondicional. Han criado a los niños en un ambiente donde los sentimientos han sido respetados. Son conscientes que no es el dinero o los regalos costosos que determinan la calidad de interacción entre padre e hijo, sino más bien el amor y el respeto a la familia.

 No pueden establecer los límites a medida que los hijos crecen

Un error que cometen muchos padres, sobre todo con adolescentes, es que quieren seguir controlando todo de su hijo. De manera razonable estar al tanto de lo que hace y no hace el joven es positivo, ya que, si existiera un problema los padres podrán ayudarlo o mantenerlo alejado de estos.

En una familia con padres tóxicos ningún límite es respetado, es decir, los padres se creen con la autoridad de invadir el espacio que el joven podría necesitar para encontrar su personalidad o simplemente porque necesita la intimidad. Un ejemplo común es mencionado en el artículo de Lifehackun padre tóxico va a abrir la puerta de la habitación del hijo sin antes tocar primero.

Lamentablemente este tipo de comportamiento no ayudará a los hijos a entender dónde llegan los límites de cada persona y lo más probable es que mas adelante tampoco se haga respetar su propio espacio.

 Te hacen sentir responsable de su felicidad

Si tus padres siempre te hicieron énfasis en que su felicidad depende del éxito que tu tengas en la vida, estuviste criada por padres tóxicos. Ningún padre debe poner la responsabilidad de su felicidad o bienestar sobre los hombros de sus hijos.

De la misma manera, estos individuos tóxicos generalmente van a reprochar a sus hijos por lo infelices que han podido ser o por los fracasos personales que han tenido.

Con esta situación tóxica lo único que se consigue es que para al hijo adulto le sea muy difícil entender que cada quien es responsable de su propia felicidad y que alcanzarla no depende de otras personas.

Podemos encontrar una lista larguísima de diferentes tipos de padres tóxicos y sus conductas negativas. Al mismo tiempo, es comprensible que lograr alejarse de una persona tóxica no es tarea fácil, sobre todo si se trata de un padre.

Lo que podemos concluir, es que a menos que tus padres hayan tomado medidas para reparar algún daño psicológico en tu niñez, estas conductas tóxicas probablemente te marcaron y también tendrán un impacto en la relación con tus hijos.  Si por el contrario logras perdonar en silencio a tus padres, solo recuerda de analizarte a ti misma y a tu pareja y buscar hasta en lo más profundo si unas de esas conductas dañinas se asoman mientras crían a sus hijos.

 


Referencia, Lifehack, 13 Signs Of A Toxic Parent That Many People Don’t Realize, por Holly Chavez

Foto, PixaBay