Soluciones para aliviar el dolor menstrual

Si en algo podemos estar de acuerdo todas las mujeres, es en que odiamos las molestias que trae consigo la menstruación. Pero el problema más grande para la mayoría es el dolor menstrual. Aquel que para algunas puede ser leve, y para otras puede ser una verdadera tortura, que incluso puede llegar a interferir con el cumplimiento de sus actividades diarias como: ir a la universidad, ir al trabajo, cumplir con los hijos, etc.

 

Afortunadamente, hay muchas alternativas para aliviar el dolor menstrual, y poder seguir con nuestras vidas normalmente cuando estamos en esos días. Lo importante es intentar estas soluciones, y conocer cuál es la que mejor te funciona a ti, pues nuestros cuerpos no son iguales, y tienen reacciones diferentes.

Colocar una almohadilla o una botella de agua caliente sobre el ombligo:

Este es un truco de la vieja escuela que funciona en muchas mujeres. El calor relajará los músculos que se contraen y aumentará el flujo sanguíneo.

Tomar analgésicos o medicamentos antiinflamatorios:

Esto detendrá la producción de prostaglandina, un ácido graso que promueve las contracciones uterinas. Es importante que consultes con tu médico en caso de tener alergia a algún tipo de analgésico.

Ejercicio:

Es posible que no tengas la energía para hacer esto, pero es el momento más importante para moverse. Estas son tus opciones:

– Ejercicio 30 minutos al día, cinco días a la semana.

– Hacer dos horas y media de entrenamientos moderadamente intensos o una hora y 15 minutos de actividad aeróbica vigorosa, o ambas a la semana, además de dos sesiones de fortalecimiento muscular.

Un estudio ha encontrado que el ejercicio regular corta el dolor menstrual y demás problemas del período por la mitad en dos meses. Es mejor hacerlo al aire libre, ya que la luz solar y el movimiento aumentarán la producción de serotonina, una hormona que puede ayudar a aliviar el dolor.

Tomar anticonceptivos orales:

La píldora hará que el revestimiento de u útero sea más delgado, de modo que habrá menos contracciones cuando obtengas la menstruación. Consulta al médico sobre qué anticonceptivo es adecuado para tu cuerpo.

Ajustar la dieta:

Veinte gramos de fibra en tu dieta diaria puede aliviar el dolor menstrual, y también los dolores de espalda que pueden venir con el periodo, ya que la fibra también disminuye la producción de prostaglandinas. Así que a comer más alimentos ricos en fibra como frutas, verduras y granos enteros.

Frotar el vientre con aceite de caléndula:

Esto ha calmado los cólicos del 81 por ciento de las mujeres en sólo 20 minutos. La caléndula, o caléndula de olla, es rica en compuestos relajantes de músculo que son fácilmente absorbidos por la piel.

Masajes de arco:

Esto se basa en la terapia de acupresión o punto de presión. Se supone que estimula la producción de endorfinas, otra hormona que puede aliviar el dolor. Siéntate en algún lugar cómodo con las suelas de los pies tocando el uno al otro. Con los pulgares, masajea tus arcos durante al menos tres minutos.

Descanso:

Algunas veces el dolor es desesperante, pero pocos saben que los altos niveles de estrés agravarán los síntomas, así que respira profundo y duerme un poco para calmar tu cuerpo.

Fuente: Stephanie Shi via Cosmopolitan