Tips para quemar grasa en los muslos rápidamente

La grasa en los muslos es un asunto difícil para los que tratan de perder peso. Si bien no hay un ejercicio o alimento que ayude a quemar grasa específicamente en esa zona, hay varios procedimientos que puedes seguir para quemar grasa en general, y de esta manera, atacar también la grasa en los muslos.

Intensifica el cardio:

Al quemar calorías, estás reduciendo la grasa en todo tu cuerpo. El cardio es la mejor alternativa para esto. Los tipos de cardio que queman mas calorías son correr, andar en bicicleta, saltar, etc. Adicionalmente, estos ejercicios tonifican tus piernas. Se recomienda una sesión de 60 minutos 5 días a la semana para empezar a notar una verdadera diferencia.

 
Utiliza las alturas:

Bien sea las escaleras de tu edificio o tu casa, la montaña más cercana, o si vas al gym, inclina la caminadora. De esta manera quemarás más calorías que en una superficie plana. Además, la inclinación también ataca los muslos y toda la parte baja de tu cuerpo.

Tonifica las piernas:

Mientras estas quemando todas estas calorías, es importante que no olvides tonificar tus muslos y trasero, de esta manera lucirán más firmes y esculpidos. Puedes chequear estos movimientos para lograrlo.

Aliméntate bien:

Esto incluye no saltarse la primera comida del día, es decir, el desayuno. El desayuno es muy importante porque te ayuda a acelerar el metabolismo, lo cual será tu aliado para reducir la grasa corporal, y al mismo tiempo, quemar grasa en los muslos. Evita los alimentos con alto contenido de azúcar, y en lugar busca los alimentos que estén cargados de fibra y carbohidratos complejos. La proteína te dará mucha energía para empezar el día, y si te ejercitas en la mañana, es súper importante para ti. Adicionalmente, te ayudará con tus músculos.

Las meriendas son importantes:

Las meriendas sanas son un buen aliado en el proceso de quemar grasa. Comer un poquito cada cierto tiempo te ayudará a que no comas de más, por lo que las meriendas entre comidas son recomendadas. Eso si, selecciona meriendas sanas, sin azúcar, altas en fibra y proteína para llenarte y darte energía. Las meriendas deben tener menos de 150 calorías.

Bebe mucha agua:

Cada vez que te sientas sediento, ¡bebe agua! evitar las bebidas azucaradas te salvará de muchísimas calorías. Además, el agua te mantiene hidratado, lo que ayuda con la perdida de peso. Siempre ten agua al alcance y tómala constantemente, especialmente antes de las comidas, pues te ayudara a controlar las porciones que consumes.

Duerme bien:

Dormir bien es un aliado en la perdida de peso, así que asegúrate de recibir suficientes horas de sueño por la noche para que despiertes con energía y listo para salir a ejercitarte.

También puedes leer: Cómo trabajar abdomen, trasero, y caderas con sólo 1 movimiento

Referencias: Womenshealthmag.com, Quick ways to lose thigh fat, por Popsugar fitness. Foto: Pixabay.com