Una de las causantes del dolor vaginal que quizás no conoces

Vulvodinia: La enfermedad misteriosa y cada vez más común causante del dolor vaginal

La vulvodinia todavía es algo desconocida y que hasta hace apenas un tiempo ni siquiera era reconocida como enfermedad en sí. Pero… ¿de qué se trata esto?

Bien empecemos por especificar nuestra zona genital. La vulva, es el nombre con el que se conocen los genitales exteriores de la mujer; y la vagina es el órgano genital interno de la mujer, ambos están unidos y forman parte de los genitales femeninos. Específicamente es en la vulva donde se encuentra la abertura de la vagina

En algunas ocasiones el dolor de la vulva o el dolor vaginal, es relativamente común, ya que al igual que la vagina, la vulva es una zona muy delicada y por ello hay que tratarla con cuidado para evitar irritaciones. Pero hay casos en los que este dolor vaginal o vulvar se agrava y se hace constante, puede sentirse en toda la vulva o incluso solo en la parte de la abertura vaginal, a este padecimiento se le conoce como “vulvodinia”, que no solo es desagradable, sino que puede afectar y hasta imposibilitar tu vida sexual.

 

Una gran cantidad de mujeres no conocen bien sus genitales, pero cuando duelen o sentimos gran malestar en ellos, si nos acordamos bastante de ellos. ¿Has sentido dolor, picazón o un ardor intenso en la vulva por un largo tiempo? Quizá estas ante un caso de vulvodinia.

Hasta que se diagnostica por un especialista la vulvodinia puede ser un verdadero dolor de cabeza para las mujeres que lo padecen pues no hay ningún síntoma aparente que la haga visible, solo el dolor. No se observa daño en el tejido, no se produce infección o hongos, en pocas palabras, no se ve nada. Las mujeres que lo padecen incluso lo han comparado con un corte, lo que les impide llevar una vida normal.

Cuales son los síntomas y las posibles causas

Aunque las causas de la vulvodinia son desconocidas, lo que la hace un trastorno difícil de diagnosticar. Según la Asociación Nacional de Vulvodinia (NVA por sus siglas en ingles) existen dos tipos de vulvodinia:

  • La localizada, se da en cierta zona o área de la vulva: Se trata de una respuesta dolorosa al tacto a la presión alrededor de la apertura vaginal, concretamente donde se encuentran las glándulas vestibulares o glándulas de Bartolino; el diagnostico de este tipo se le denomina “vestibulodinia” y es causado por:

– Relaciones sexuales.

-Inserción de tampones.

-Vestir pantalones muy ajustados.

-Un examen ginecológico.

  • La vulvodina generalizada, es aquella en que las mujeres que la padecen sienten un dolor o ardor en todo su genital, incluida la vagina. Esta variedad es peculiar ya que aparece de manera espontánea en toda la zona genital e incluso parte de las piernas. Cabe destacar, que esta puede dejar de molestar por un periodo de tiempo, lo que no significa que no este. Es importante decir, que las relaciones sexuales durante este padecimiento o algunas actividades que hagan presión a la zona genital pueden empeorar la situación.

La forma más dolorosa de la vulvodinia es la que afecta al clítoris, conocida como “clitorodinia”, en la que la inflamación y ardor se concentran en el centro del placer femenino. Ocasionando así problemas en la vida sexual y en el autoestima.

Para estar segura del diagnostico de la vulvodinia

Para un oportuno diagnostico, debes dirigirte a un especialista (ginecólogo) para que te haga un minucioso examen, normalmente empiezan por preguntarle a la paciente el tiempo aproximado en el que se ha sentido el dolor o ardor, también preguntas sobre la vida sexual, entre otras. Posteriormente, procederá a examinar la vulva para poder observar si hay anomalías, o saber en qué lugar es que duele.

Mientras el médico revisa la vulva, hará presión en algunas áreas para conocer con precisión la zona afectada, incluso puede utilizar instrumentos médicos en los genitales para un mejor resultado. (Puede ser un poco doloroso e incomodo pero no más que seguir padeciendo este malestar).

Además, la persona también podría someterse a unos análisis de sangre, para saber cómo esta su nivel hormonal, de orina (para descartar cualquier hongo o bacteria).

Aunque la vulvodinia no es un trastorno psicológico, ya que es una patología física y orgánica. La mujer se vuelve sumamente emocional en respuesta al dolor que interfiere con una parte importante de su vida.

Por lo anteriormente dicho, una parte importante del tratamiento de la vulvodinia, es el apoyo psicológico; trabajar el aspecto emocional también traerá grandes beneficios para la recuperación. Además, las terapias psicológicas brindaran técnicas de relajación o técnicas para sobrellevar el dolor. Asimismo, es ideal si decides ir en pareja, pues ayudará a que haya más comprensión y apoyo emocional.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento depende de la causa de la vulvodina, es decir cada paciente debería recibir un tratamiento personalizado dependiendo su historial. Algunos tipos de dolor vulvar se logran mejorar con cremas o píldoras especiales para esto y recetadas por el especialista. También medicamentos antidepresivos pueden ayudar con el dolor o irritación de la paciente. Otros tratamientos pueden incluir inyecciones, terapias alternativas e incluso en algunos casos extremos se puede someter  a una cirugía.

Para prevenir la vulvodina se recomienda lo siguiente:
  • La ropa interior debe ser 100% algodón, y se aconseja que durante la noche no se utilice.
  • Descartar las duchas vaginales.
  • No utilizar tampones ni mucho menos toallas sanitarias con perfume.
  • Es recomendable lavar la vulva solo con agua, en caso tal se debería usar jabones sin olor.
  • Los lubricantes serán el mejor aliado durante las relaciones sexuales, no deben faltar.
  • No limpiar la vulva con toallas húmedas ni aplicar desodorantes vaginales.

Si alguna vez has sentido algún síntoma de los expuestos anteriormente, intenta modificar ciertos hábitos en tu vida, como esos últimos. Si notas que el malestar persiste e interfiere en tu vida normal, debes acudir a un especialista (puede ser un médico vulvovaginal, ginecólogo, fisioterapeuta, dermatólogo o uroginecólogo) ya que se puede tratar de vulvonidia.

Referencias: 

1- Instituto Nacional de la Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por sus siglas en inglés), 

2- Asociación Nacional de Vulvodinia. 

3- Vulvodynia FAQ’s, por Howard I. Glazer, PhD, OBGYN.net Editorial Advisor.