¿Mi vagina huele normal? Los 5 olores vaginales mas comunes

¿Mi vagina huele normal? Los 5 olores vaginales mas comunes

La vagina irradia un olor natural cuando está sana. Sin embargo, si tienes olor vaginal desagradable debes saber que algo no anda bien. Puede ser un síntoma o llamada de atención. Conoce las causas y las consecuencias por las que el aroma de tu vagina podría no ser tan agradable.

Hablar sobre las partes íntimas es una de las cosas que más pudor nos da a la mayoría de las mujeres. Incluso a algunas mujeres acudir al ginecólogo se les hace cuesta arriba cuando piensan que deben enseñar sus genitales. Pero hay ocasiones en las que es fundamental que acudamos a él, ya que las revisiones anuales pueden prevenir cualquier tipo de enfermedad relacionada con nuestra zona erógena.

Uno de los temas que más preocupan a las mujeres es el olor del flujo vaginal. Algunas incluso tratan de encubrirlo con perfumes y productos muy perfumados que lo único que pueden llegar a conseguir es empeorar las cosas, debido a que esto podría ocasionar una alteración profunda en la flora vaginal, y romper el equilibrio natural de la vagina.

 

Debes saber que tu vagina es el hogar de millones de bacterias que son necesarias para equilibrar el organismo, pero cada vagina tiene una composición de bacterias diferentes, por lo tanto, cada una tendrá un olor distinto.

En caso de sufrir una enfermedad o si no se respetan la higiene necesaria para el buen estado sanitario de tu zona íntima, se producen olores que normalmente tienden a ser muy desagradables.

Estos olores desagradables realzan un trabajo como indicadores, ya que alertan mediante las señales olfativas de la presencia de problemas médicos y en algunos casos, la aparición de enfermedades en el organismo.

Además, el mal olor también puede venir acompañado con dolor, hinchazón o ardor al orinar.

Te puede interesar, La causa más común del mal olor de la vagina

¿De donde viene este olor vaginal?

Si tu vagina no huele como siempre, lo notarás enseguida. Estos son los malos olores que pueden aparecer en tu zona íntima y que no deberías ignorar:

Olor a Pescado:

El olor a pescado a menudo es signo de infecciones bacterianas, tales como: tricomoniasis vaginal. Es importante, que acudas inmediatamente al ginecólogo ya que este tipo de infección conlleva a una “vaginosis bacteriana”, infección que se produce por el desequilibrio entre las bacterias malas y las bacterias buenas de la vagina. Estas dos infecciones suelen aparecer con un flujo vaginal “gris” o “amarillo”.

Olor Metálico:

El olor de tu vagina puede cambiar durante y al finalizar el ciclo menstrual, el aroma vaginal se puede tornar “métalico”. No es algo para alertarse, pues se debe a una leve alteración del Ph de la vagina durante esta etapa; también puede aparecer después de la eyaculación. Si después de pasado un tiempo del ciclo menstrual y persiste el olor, es importante que acudas al médico, ya que no se encuentra entre los olores normales.

Olor a Levadura o Pan:

Así como lo leíste, existe un olor a pan acompañado por un flujo blanco y picazón, esta reacción es de las más comunes. Lo que indica este olor es una infección por levadura o candidiasis vaginal, infección causado por el hongo Candida. Por lo general, las infecciones por Candida presentan un olor muy leve, así que son más fácil detectarla a través de otros síntomas más acentuados como la comezón, hinchazón de la vulva y una secreción blanca.

Olor Almizclado:

¿Almizcle? Sí, este es el nombre que se le daba a un perfume obtenido de las sustancias secretadas por las glándulas del ciervo almizclero. Puede ser una fragancia a piel primitiva y animal que te recuerde al sudor rancio de un arriero que hace semanas que no se toma un baño. Y la versión suave, puede ser un aroma delicado, empolvado y tierno como el olor de la piel sudada de un bebé.

Si percibes un aroma así, en el mejor de los casos puede significar que has sudado mucho, usando mucha ropa tallada o ropa interior de fibras sintéticas. Lo recomendable es empezar a usar más lencería de algodón, usar jabón vaginal y lavar bien esa zona. Este debe desaparecer tan pronto como te bañes.

Olor a Podrido:

Dejar un tampón en la vagina durante varios días suele ocasionar un olor rancio o sangre podrida; aunque no lo creas, esto sucede a menudo, y puede ocasionar graves consecuencias en la vagina.

Si no te has colocado un tampón en la vagina pero igual tienes este olor, que definitivamente no es un aroma nada normal, acude de inmediato al ginecólogo. Esto también podría ser causado por una infección mal curada, lo que puede suceder fácilmente si te auto médicas con productos a la venta libre. A veces esto pareciera ser la solución más fácil, pero si no acudes directamente con tu médico podrías causar desequilibrios graves en tu cuerpo que provoquen la proliferación de otras bacterias.

Te puede interesar, Cuidados que dar a la vagina después del coitoTu guía para la higiene intima

¡Ojo! Una vagina nunca olerá a rosas, pero tampoco es normal que desprenda un muy mal olor, existen varios factores que pueden cambiar su olor natural, como el ejercicio, niveles hormonales, infecciones, ETS, cambios en el Ph vaginal. Tu zona íntima es lista, si está tratando de decirte algo, ¡hazle caso!

Referencia, Sendero Saludable

Cargando...