¿Ver vídeos pornos afecta tu comportamiento?

¡Sin tabú! te has preguntado alguna vez si ¿ver vídeos pornos afecta tu comportamiento? Científicos ingleses revelan el misterio

Para la mayoría de las personas hablar de pornografía con libertad y sin esconderse no es fácil. Pese que estamos en pleno siglo XXI, con miles de avances tecnológicos y sociales, este tema sigue rodeado de tabúes y oscuridad.

¡Vamos! Sincerémonos un poco, desde que la tecnología fue innovando, muchas personas la utilizan para nutrirse en temas de alimentación, ejercicios, labores, trabajo, hogar, pero muy poco admiten que también lo hacen en el ámbito sexual. Casi todo el que tiene un teléfono inteligente o una computadora ha visitado paginas para adultos (la idea es que menores de 18 años no lo hagan). Pero en esto último radica el crecimiento de la industria pornográfica y su extensión.

 

Los tiempos han cambiado y ver vídeos pornográficos dejó de ser una oculta transgresión propia de atrevidos o “depravados”, y se convirtió en una práctica cotidiana tanto en hombres como mujeres, en todas las culturas y condiciones a nivel mundial.

paginas web adultos

Sin embargo, en Corea del Norte e Irán se castiga con la pena de muerte a quien descubran en la práctica de distribución de pornografía. No obstante, es algo irónico cuando en Internet un cuarto de las búsquedas en el navegador a nivel mundial son sobre pornografía, es decir, el 33% de los vídeos que se descargan son pornográficos. Hoy día el estudio de la pornografía es muy amplio y cada vez hay más personas que se meten a la industria pornográfica, se dicen llamar “artistas”. Según Germaine Greer, escritora y locutora australiana, considerada uno de los iconos del feminismo más importante del siglo XX, “la pornografía es la literatura de la prostitución”.

Es gracias a los avances tecnológicos y al gran auge de la industria pornográfica que hace que el acceso a páginas de adultos en Internet sea muy fácil y poco restringido. Ya que esto se ha convertido en una práctica “normal” y que las personas admiten en “susurros” que la ven, investigadores de la Universidad de Newclastle en Reino Unido, centraron su atención en un estudio basado en la relación estrecha entre tecnología y la pornografía.

Los avances tecnológicos dan un considerable giro a la experiencia del espectador al ver vídeos pornos

En este caso, el estudio tenía el objetivo de conocer qué pasa cuando la realidad se confunde con la fantasía. Entonces ¿se considera que la experiencia de realidad virtual podría afectar el comportamiento sexual de una persona? Es por ello que los de la BBC fueron para que estos investigadores respondieran esta pregunta.

Una de las preguntas más frecuentes cuando se habla de pornografía es si ésta incentiva a la violencia.

Ahora bien, existen infinidades de páginas pornográficas, con múltiples categorías; en muchas de estas existe relación con la violencia contra las mujeres. En muchas de estas categorías se crea una escena donde la brutalidad sexual se considera legítima y hasta celebrada. En este escenario no importa cuán cruel alguien trate a una mujer, ella ama e implora más, en ningún momento dice no. Entonces se va creando una idea malévola en el espectador, la cual hace creer que mientras más déspota y cruel sea con la mujer, más satisfacción dará. Para todo hay un límite, y este límite se ve pisoteado en la industria pornográfica. Los siguientes resultados de diferentes estudios, lo comprueban.

El estudio realizado por el profesor en criminología de la Universidad de Copenhague, Berl Kutchinsky, en la década de los 70, que se centró en descubrir si la pornografía alteraba el comportamiento violento en una persona e incentivaba los delitos sexuales, dio como resultado que estos dos aspectos estaban totalmente desligados, cabe destacar que en Dinamarca, Suecia y Alemania ya para ese entonces estaba legalizada la pornografía.

Por el contrario, este estudió arrojo como resultado que algunos delitos sexuales disminuyeron para esa época, destacando la violación de menores.

Por otra parte, estudios más actualizados han demostrado resultados diferentes.

Seguir leyendo, ir a pagina 2