Y, ¿si te aguantas? por qué pensárselo antes de la primera vez

Pensárselo antes de nuestra primera relación sexual

La sexualidad es algo tan natural como respirar en la vida del ser humano. Lamentablemente, desde el comienzo de los tiempos se volvió en un tema controversial y hasta “tabú” en muchas culturas; aunque sin importar la época de la historia, la sexualidad siempre ha existido y, al igual que nuestro cuerpo necesita agua, así mismo nos pide de la intimidad con otros.

Este pensamiento de abstinencia, muchos lo atribuyen al entorno religioso, pero ¿Qué tal si en realidad es bueno esperar a la persona indicada en el tiempo indicado? Cada persona decide, según su parecer, su tiempo y sus limitaciones; por lo tanto, esto se le atribuye únicamente a la persona como una decisión de vida propia.

 
amor toxico
Pensar antes de la primera vez. Foto: Pixabay
Nuestro cerebro se vuelve mas curioso

Cuando ya empezamos a pensar en relaciones íntimas significa que estamos creciendo, las partes de nuestro cerebro que estaban en desarrollo empiezan a expandirse un poco más y se vuelven más “curiosas”. Esto se ve un poco más en los hombres, ya que estos producen hormonas muy fuertes que muchas veces, no pueden controlar y bueno, no es como que quisieran tampoco. Pero con las mujeres es diferente.

Las mujeres poseen una sensibilidad que los hombres no; algunos han categorizado esto como “el sexto sentido”, no importa como lo llamen, existe y las mujeres lo tienen. Muchas mujeres se sienten avergonzadas por ser sensibles y sienten que no son fuertes por este sentimiento, pero no hay nada de qué avergonzarse. Al momento de la intimidad (por primera vez), la mujer se cuestiona mucho y piensa en como esto la afectará. Muchos dicen que es solo un acto físico y que no significa mucho, pero para las mujeres es un momento que marca un antes y después.

Magia de un acto intimo de amor

Aunque suene cursi, pero la primera vez de una relación sexual es algo importante y en muchas oportunidades, solo por un apuro o por “matar las ganas” se pierde la magia de un acto íntimo de amor verdadero por una experiencia incómoda y extraña.

primera relación sexual

Si una persona decide esperar incluso hasta el matrimonio para tener relaciones, esto no la hace ilusa o tonta, cada uno tiene su tiempo y sus sueños. Lo más importante es la comodidad que sentimos con nuestra vida y decisiones, a veces hay que arriesgarnos, pero, en temas tan importantes como este, debemos tener tacto y entender que no es solo un acto físico. Representa el primer momento en un amor fuerte y verdadero que fue primero amable y respetuoso, que superó las pruebas que pasa cualquier amor real, se establece en un plano físico en un momento justo, luego de pasar los planos más importantes llega al acto sexual que no es más que un complemento que marcará la gran historia que dos personas comenzarán.

Siempre hay que recordar que nuestras decisiones causan un gran impacto en el futuro de nuestra propia vida y lo que sea que estemos haciendo; si nos hace feliz y sabemos que es correcto para nosotros, entonces está bien.

Respetémonos a nosotras mismas y seamos felices con nuestras vidas y decisiones, siempre conscientes de que somos lo que creemos y por lo tanto lo que hacemos. ¡Disfrutemos el amor!